Los socios del Centro Gallego de Buenos Aires piden al interventor que en 30 días presente una oferta formal de compra del inmueble

Y que se restablezcan las prestaciones sanitarias

Moyano se dirige a los asambleístas.
Una vez más, los socios siguieron la asamblea a través de una pantalla gigante dispuesta en el hall central.

Los representantes de los socios del Centro Gallego de Buenos Aires instaron al interventor por parte del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), Martín Moyano Barro, a presentar la institución a concurso preventivo judicial en el caso de que en los próximos 30 días no se restablezcan las prestaciones sanitarias a los asociados y no se presente una oferta firmada por el grupo inversor compuesto por Rivera Salud de España y la Fundación Favaloro de Argentina para la venta del inmueble de la entidad y la cesión de la gestión hospitalaria.

De esta manera, los 25 representantes presentes en la asamblea realizada en el Teatro Castelao del Centro Gallego el pasado martes 8 de mayo rechazaron el pedido de un nuevo aplazamiento (cuarto intermedio, como se denomina este proceso en Argentina) efectuado por Moyano y exigieron que sólo se convoque a una nueva asamblea cuando pueda presentar una propuesta firme y documentada de la parte compradora y la institución se encuentre brindando asistencia sanitaria a todos sus asociados.

“Si no reúne esos requisitos, absténgase de convocarnos”, subrayó Carmen Hermida al dar lectura a un escrito preparado con antelación por los representantes, y advirtió que, si esas dos condiciones no se dan en el término de 30 días corridos a partir de la fecha, “que quede constancia debida en acta que esta asamblea faculta expresamente al señor interventor para la presentación en concurso preventivo judicial al Centro Gallego de Buenos Aires”.

Durante la lectura de dicho escrito, los representantes fundamentaron en varios puntos las razones por las cuales no accedían a pasar a un nuevo cuarto intermedio. En primer lugar, señalaron que la intervención “ha permanecido impasible y sorda” al reclamo hecho en la asamblea del pasado 24 de abril en cuanto a la urgente necesidad de que se reponga la atención sanitaria de los socios, la cual, resaltaron, “no sólo no se ha puesto en práctica, sino todo lo contrario”, acusando asimismo a la gestión que encabeza Moyano de “comportarse de una manera soberbia para con los socios, colocando carteles que informaban que recién a partir del 8 de mayo se podían solicitar turnos médicos, encontrándonos con un sanatorio totalmente desprovisto de materiales para brindar una asistencia aceptable”.

 Sin oferta y sin acuerdo

Seguidamente, enumeraron que a la fecha “no se ha producido ninguna oferta de carácter seria y formal de la compradora”, y que Moyano “ha venido diciendo desde su nombramiento, y en múltiples ocasiones, que el acuerdo con la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) ya estaba en proceso de aceptación, y hoy nos encontramos con una mera expectativa”.

Además, acusaron al interventor de ser responsable del “permanente sometimiento y humillación a la que hemos sido sometidos los socios y representantes” y de las “permanentes denuncias civiles y penales que inicia contra los representantes y con cualquier otra persona que le exija explicaciones”.

Los representantes hicieron hincapié en que desde que la justicia argentina dictaminó la intervención del Centro Gallego por parte del Inaes en 2012, los pasivos y las deudas de la institución se multiplicaron gravemente, llevando además al sanatorio a una situación en la que está “desprovisto de los más elementales recursos humanos y materiales para brindar una asistencia aceptable”.

Respecto a la oferta de compra que Moyano acercó a los representantes, indicaron que el interventor “propone ceder la gestión sanitaria y la venta del inmueble a un grupo inversor, de tal manera que el importe pueda ser utilizado para la cancelación del pasivo de la mutual; la otra opción es la quiebra de la institución”.

En ese sentido, recordaron que al 30 de abril de 2017, alrededor de 900 millones de pesos (unos 35 millones de euros, lo que representa el 73 por ciento de la deuda total de la mutual) corresponde al Estado argentino por aportes y contribuciones jubilatorias y de obra social.

“A buen entendedor, podemos sintetizar: los socios venden su casa para pagar al Estado nacional una deuda que sus gestores generaron en estos últimos cinco años a través de sucesivas intervenciones que demostraron, cuando menos, una notable incapacidad de gestión”, subrayaron, y concluyeron: “Esta asamblea no accede a otro cuarto intermedio, fundamentado exclusivamente en la falta de respuesta inmediata a la atención sanitaria de sus socios y por las actitudes y conductas del propio interventor, que hemos decidido no tolerar más”.

El interventor pide más tiempo, anuncia que en los próximos días se reunirá con representantes de Ribera Salud y el restablecimiento de 25 especialidades médicas

Previamente a la lectura del documento preparado por los representantes, Moyano les había solicitado pasar una vez más a un cuarto intermedio, también de 30 días, y argumentó: “La realidad es que desde que se inició todo este proceso muchas de las condiciones macroeconómicas que vivimos en Argentina han sido modificadas sustancialmente, y no es menos cierto que en los últimos 15 días las variaciones en el valor del dólar han hecho que tengamos que solicitar este cuarto intermedio a fin de poder ponernos de acuerdo en la forma y las condiciones en la que se haría la venta, que se realizará en moneda extranjera”.

Según explicó a los representantes, durante ese plazo la intervención haría la presentación del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que fuera autorizado por la asamblea el pasado 24 de abril “y que es un proceso que, hasta su homologación, puede demorarse por unos 90 días más”.

Asimismo, informó que en los próximos días viajarían a Argentina representantes de Ribera Salud y que como la operación de venta se estructuraría en torno al APE, “al tomar contacto con ellos personalmente avanzaremos en la forma de cerrar la venta”.

Anteriormente, Moyano había informado a los representantes: “Hemos iniciado un trabajo para poder restablecer las prestaciones médicas para los socios, en función de la indicación que recibimos en la reunión anterior”, y presentó a la nueva gerente general de la intervención, Mónica Valdemoros, quien anunció la restauración de más de 25 especialidades de atención sanitaria de segundo nivel, las cuales, indicó, fueron “las más pedidas por los socios”, y nombró a los nuevos médicos destinadas a ellas, prometiendo además a los representantes y socios que los irían manteniendo al tanto de las novedades “a medida que pase el tiempo”.

5 comentarios en “Los socios del Centro Gallego de Buenos Aires piden al interventor que en 30 días presente una oferta formal de compra del inmueble

  1. Por favor póngase de acuerdo y abran el Centro Gallego yo soy una señora mayor que siempre me han atendido muy bien por tanto estoy re agradecida pero ahora estoy muy triste porque no se adonde voy a ir a parar le pido a Dios que los ilumine en esta decisión tan importante y que mañana al despertar tenga la noticia que Dios escucho iluminó sus mentes y el Centro Gallego abre sus puertas con todos los excelentes profesionales que siempre tuvo espero tengan en cuenta mi petición Como el deseo de miles de socios. Un saludo y un abrazo a todos los directivos y nuevamente que Dios los ilumine e

  2. desde el año 2011 el centro gallego se fue deteriorando y hoy a llegado a su fin donde estan los muebles sillas y personal’? hasta cuando le van aseguir dando al Interventor 30 días para qué ? necesitamos soluciones o estan esperando que los socios mayores renunciemos y casi ya estamos resueltos a hacerlo es grande el pago para nada.Hace 78 años que soy socia y era un orgullo serlo en otros tiempos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *