Los Reyes inauguraron en Córdoba el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española y estuvieron con representantes la colectividad

“Vuestro cariño también deja huella en nosotros”, les dijo el Rey Felipe VI

El rey Felipe VI, acompañado de la reina Letizia, dialogando con españoles y descendientes.
Los Reyes junto a representantes de la colectividad española de Córdoba.
En primer plano Juan Schiaretti, el rey Felipe VI y la reina Letizia, Mauricio Macri y su esposa en la apertura del Congreso de la Lengua.

Como parte de su primera visita de Estado a Argentina, el rey Felipe VI junto a la reina Letizia se trasladaron a Córdoba para inaugurar el miércoles 27 de marzo el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE 2019). También mantuvieron un encuentro con representantes de la colectividad española.

En la apertura también expusieron, entre otros, el presidente Mauricio Macri, el Gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, el director de la Real Academia Española, Santiago Machado, su par del Instituto Cervantes, Luis García  Montero, y la escritora brasileña Nélida Piñón.

Algunos de los ejes que se debatirán en esta edición del congreso, que culmina el día 30 de marzo, son el futuro iberoamericano del español; la incidencia de las tecnologías digitales; el valor económico de esta lengua; los retos de las industrias culturales; el turismo idiomático; la traducción; el mestizaje lingüístico; y la enseñanza de la lengua.

En el acto inaugural el monarca indicó: “Como los precedentes, este encuentro quiere ser una celebración de la fraternidad hispanoamericana y un renovado compromiso para integrar diversidades, para luchar contra la pobreza y para hacer a nuestros pueblos, mediante la palabra compartida, más cultos, más prósperos y más felices en libertad”.

Felipe VI hizo hincapié en la defensa del uso del español a ambos lados del Atlántico, recordando las palabras del humanista venezolano Andrés Bello -nombrado en el siglo XIX miembro honorario de la RAE- para defender una lengua que es “tan propia de América como de España”.

Encuentro

En horas del mediodía los Reyes se dirigieron al Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Caraffa donde mantuvieron un encuentro con representantes de la colectividad española de la ciudad y provincia de Córdoba. También acudieron vicecónsules de provincias pertenecientes a esta demarcación consular.

El cónsul español José Antonio González-Bueno Catalán de Ocón recibió a los monarcas en una de las salas del museo.

Cabe destacar que en el museo se exponían tres muestras organizadas por el Instituto Cervantes. Las mismas están atravesadas por el universo de la lengua española: escritores, libros, fotografías, obras y biografías, todas diversas, pero con un denominador común: el idioma de Cervantes.

Los Reyes saludaron a los miembros de la colectividad y recibieron el afecto de españoles y descendientes que, viviendo tan lejos de península ibérica, les expresaron su cariño y admiración. Los monarcas se mostraron cercanos y dialogaron con los presentes.

Entre otras cosas, Felipe VI recordó su última visita a Córdoba en 1991, como Príncipe de Asturias. Otra persona les agradeció la deferencia que habían tenido, a pesar de la apretada agenda, de acercarse a hablar con los integrantes de la colectividad, y el monarca respondió: “Vuestro cariño también deja huella en nosotros”.

Uno de los presentes mencionó los profundos lazos que unen a España con Argentina y que a pesar del tiempo y la distancia España permanece en el corazón de todos los emigrantes, hijos y nietos.

Antes de partir, el rey Felipe VI y la reina Letizia se tomaron una foto junto al grupo.

Cuando abandonaron el recinto saludaron a las personas que los esperaban en la puerta para expresarles su afecto. Luego se subieron a los vehículos que los trasladaron al Centro de Convenciones Córdoba, donde se llevaría a cabo el almuerzo de gala para 600 personas, entre los que se encontraban el presidente Macri, el gobernador Schiaretti y los principales referentes del mundo de las letras invitados a este congreso.

Esa misma tarde los monarcas emprendieron su regreso a Madrid en un avión de la Fuerza Aérea Española tras su visita de tres días a Argentina donde participaron de numerosas actividades tanto en Buenos Aires como en Córdoba.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *