Llegan a Galicia los participantes en el programa “Reencontros na casa” de la Secretaría Xeral da Emigración

Antonio Rodríguez Miranda recibió en el aeropuerto de Alvedro, en A Coruña, a los primeros en llegar, 53 emigrantes mayores procedentes de Argentina

El secretario da Emigración dio la bienvenida personalmente.
Antonio Rodríguez Miranda recibió a los emigrantes que participan este año en "Reencontros na casa".
Los hermanos Leonardo y Juan Carlos se fundieron en un abrazo tras 25 años sin verse.
Juan Carlos estaba muy emocionado.
El aeropuerto coruñés de Alvedro fue testigo de escenas emocionantes.
El reencuentro fue muy emotivo.
Manolo, de Brión, lleva desde 1961 en Buenos Aires y desde 1998 no venía a Galicia.
Los participantes en "Reencontros na casa" no ocultaban su alegría.

Un año más los aeropuertos gallegos se llenan de momentos emocionantes con la llegada de los gallegos del exterior que se benefician de los programas que desarrolla la Secretaría Xeral da Emigración para facilitar su regreso a su tierra de origen. Las diferentes iniciativas, bajo el nombre de Reencontros, están dirigidas a aquellos emigrantes mayores que no se pueden permitir afrontar el coste de un viaje desde el otro lado del Atlántico.

El miércoles 19 de junio llegaron al aeropuerto coruñés de Alvedro los primeros beneficiarios del programa “Reencontros na casa”, 53 emigrantes mayores procedentes de Argentina. En los días posteriores llegarán los procedentes de Uruguay, Venezuela, Cuba y Brasil que participan en este programa hasta sumar un total de 130 personas.

Pocos minutos antes de dar la bienvenida personalmente a este primer grupo, el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, explicaba a la prensa que el objetivo de esta iniciativa es darle la oportunidad de visitar su tierra a aquellos gallegos que sobre todo por falta de recursos llevan muchísimos años sin regresar. “Creo que Galicia les debe a sus gallegos del exterior, a sus emigrantes, esta pequeña ayuda para que nadie pueda dejar de tener la oportunidad de ver su tierra, después de muchos años”, afirmó.

En concreto, el programa “Reencontros na casa” ayuda a los emigrantes mayores a sufragar parte del viaje -la ayuda depende del país de residencia y cubre desde el 40 hasta el 90 por ciento del coste del billete- para que pasen unos días con sus familiares. Las estancias pueden ser de quince días, un mes o mes y medio. En esta convocatoria de 2019 los beneficiarios ascienden a 130.

Los programas de viajes a Galicia dirigidos a emigrantes se llevan realizando casi desde el inicio de la Xunta de Galicia y, tal y como recordó Rodríguez Miranda, nunca se han interrumpido, independientemente del gobierno que hubiera en Galicia “porque se entiende que es un programa social básico”, recalcó el secretario da Emigración.

Miranda también destacó que “es uno de los programas más relevantes” de la Secretaría Xeral da Emigración, “y no me refiero desde el punto de vista económico, sino desde el punto de vista social”, señaló.

Además de la estancia con sus familiares, los beneficiarios podrán participar en una recepción institucional de bienvenida el próximo sábado 22 de junio en Santiago. “Es un gesto especial hacia ellos para decirles que Galicia os recibe con los brazos abiertos. No solo vais a estar con vuestras familias, sino que, desde el punto de vista institucional, queremos que os sintáis muy arropados dentro de casa y para nosotros es una gran satisfacción ayudaros a venir y recibiros”, afirmó el secretario da Emigración.

Si bien antes de abrirse las puertas de la zona de llegadas del aeropuerto coruñés los familiares sobrellevan con paciencia la tensa espera, nada más abrirse la emoción contenida se esparció y los abrazos, y besos y las lágrimas no se hicieron esperar.

Juan Carlos Ansede, con los ojos brillantes de emoción, abrazó a su hermano Leonardo a quien no veía desde hacía 25 años. “Xa choveu -dijo Leonardo- pero por fin chegou o día”.

Toda la familia, originaria de cerca de Teixeiro, en el municipio coruñés de Curtis, había emigrado en 1964 a Mar del Plata donde su tío tenía hoteles. Fueron de los últimos en realizar el viaje en barco ya que la emigración americana estaba llegando a su fin. Allí se pusieron a trabajar, pero Leonardo tenía mucha morriña y a los cinco años regresó a España para hacer el servicio militar y ya no volvió a Argentina. Aunque regresó a Argentina varias veces, ya llevaban 25 años sin verse.

Y Juan Carlos, que agradeció sinceramente a la Xunta de Galicia por ofrecerle la oportunidad de viajar a Galicia, dice que tiene granas de retornar. Con cierta desesperanza comenta que la Argentina que el conoció con 17 años, cuando llegó allí por primera vez, no es la misma. “No es el país que hemos soñado. Es lindo, hermoso pero…hay cosas que…Hay cosas que aquellos que hemos trabajado, que hemos forjado, nos han costado mucho y no es lo que queríamos para nuestros hijos”, intentó explicar con un marcado acento que contrastaba con el de su hermano, genuino de la tierra.

Manolo Barbasana hacía 21 años que no pisaba tierra gallega y aquí, en Brión, tiene a ocho hermanos y sus respectivas cuñadas y sobrinos. Llegó a Buenos Aires con 16 años, en 1961, y la última vez que estuvo en Galicia fue en 1998. Se mostraba muy contento de haber llegado y dispuesto a dejarse llevar. “¿Qué será lo primero que haga?”, -le preguntó una periodista de la Televisión de Galicia. “Lo que mis hermanos me digan. Conocer la casa donde he nacido”.

UN comentario en “Llegan a Galicia los participantes en el programa “Reencontros na casa” de la Secretaría Xeral da Emigración

  1. Cabe destacar que Juan Carlos Ansede, si bien hacía 25 años no veía a su hermano, hacían 55 que no pisaba tierra Española!, lo se porque soy una de sus orgullosas hijas!.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *