NUEVA EMIGRACIÓN

Las entidades españolas en Venezuela trabajan por el relevo generacional

La crisis convierte las instituciones de la emigración en lugares de ocio seguros y atractivos para los jóvenes

El deporte atrae a los más jóvenes en los centros españoles de Venezuela.
Charla con jóvenes en la Hermandad Gallega en Caracas.
Una actividad en el Hogar Canario Venezolano.
Los grupos de baile tradicional también atraen a las nuevas generaciones.

Las personas que integraron la ola migratoria española durante los primeros tres cuartos del siglo XX, llevaron consigo un gran amor por su país que los llevó a desarrollar estrategias que les permitieran compartir entre sí, y con los demás, su cultura, costumbres y tradiciones.

Es por ello, que allá donde llegaron crearon los centros españoles, en muchos casos según la comunidad de la que venían: Galicia, Canarias, Asturias, Cataluña y demás, en otros, los más, espacios dirigidos a todos los españoles: los centros hispanos.

En Venezuela se constituyeron muchos de ellos. Prácticamente todas las ciudades importantes de este país cuentan con varios centros de este tipo y Caracas, la capital, alberga a algunos de los más grandes de la diáspora española en el mundo.

Estos espacios fueron fundados por españoles nativos que se establecieron en sus países de acogida, trabajaron y conformaron sus familias. Se integraron a su nueva tierra, pero en ese rincón de las ciudades donde estaban podían expresar a plenitud su idiosincrasia.

Pero los fundadores, reverenciados y respetados en todos los centros, se han ido haciendo mayores y en ese transitar de la vida también han ido dejando en manos de sus hijos, incluso de sus nietos, el destino de los centros españoles en el mundo.

La emigración española a Venezuela más fuerte fue a mediados del siglo pasado, por lo que aún hay vivos muchos españoles de nacimiento, aunque ya en la mayoría de los centros son sus hijos quienes dirigen esas instituciones.

La severa crisis de este país, agravada profundamente en los últimos 5 años, produjo que muchos españoles, tanto de nacimiento como de origen, estén retornando a España. [Más de 250.000 venezolanos han emigrado a España, pero segundas y terceras generaciones de españoles también han optado por otros países como Estados Unidos, Colombia, Argentina y demás. Expertos señalan que la emigración venezolana ya alcanza los 4 millones de personas].

Es por ello que los centros españoles están en un difícil momento de gobernabilidad basada en la diáspora de los venezolanos, especialmente los jóvenes, que no ven oportunidades de desarrollo en su país y apuestan por esa tierra en la que son nacionales y pueden, con estudio, trabajo y tesón, desarrollar su proyecto de vida.

Por supuesto, también incide seriamente en la compleja realidad de los centros españoles una crítica situación económica que no permite planificar, presupuestar y que afecta la calidad de vida de las familias que son pilar de estas instituciones.

Sin embargo, dentro de este atolladero, los centros han echado mano de sus fortalezas más consolidadas para captar la atención de las nuevas generaciones llamadas a tomar el relevo en el liderazgo de estas instituciones. Las actividades deportivas, culturales y recreativas han sido y son la punta de lanza para convocar a las instalaciones de estas organizaciones a los jóvenes que se están formando para tomar las riendas.

Hermandad Gallega activa

El presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela, Roberto González Pérez, no duda en señalar que “a través del tiempo, nuestra sociedad ha contado con una alta concurrencia de jóvenes en las diversas actividades que realizamos, a diferencia de otros centros similares al nuestro, alrededor del mundo, en los que la participación corresponde más a adultos y adultos mayores”.

Esta realidad la atribuye a que en la Hermandad Gallega siempre ha existido una importante conciencia de la necesidad de darle oportunidad a los jóvenes para que se integren, de forma tal que se garantice el relevo generacional.

También menciona que la actual coyuntura de crisis en el país hace que los jóvenes tengan pocas opciones de disfrute debido a la inseguridad, los altos precios, cierre de locales y otras situaciones adversas. “Eso hace que acudan más a la Hermandad Gallega”.

En el ámbito deportivo, González Pérez, explica que cuentan con participantes desde los 5 años de edad hasta personas de 70 y más años, en casi todas las disciplinas deportivas, pero las que más congregan gente son el fútbol, natación, karate, futsal y tenis.

En las actividades deportivas la Hermandad Gallega reporta que en su gimnasio tiene inscritas 2.790 personas desde los 12 años en adelante. En el fútbol cuentan con 370 jugadores en las diferentes categorías del Deportivo Galicia, desde niños hasta jóvenes, sin contar con los que juegan en la liga del Club Valle Fresco, segunda sede de la Hermandad Gallega.

En cuanto al futsal cuenta con unos 20 jugadores a partir de los 18 años de edad y a partir de los 50 años, cerca de 70 más. También tiene la escuelita de futsal en la que aprenden a jugar niños a partir de los 4 años y tiene 115 inscritos.

La disciplina de waterpolo la practican unas 25 personas; natación cerca 370 niños hasta los 12 años de edad y unos 115 adolescentes y adultos inscritos en la escuela y equipo de competencia.

La Hermandad Gallega cuenta con tres canchas de tenis en la que está activa una escuela que cuenta con 77 niños inscritos. En cuanto a los adultos, organizados en diversos equipos de distintas categorías tanto femenino como masculino, participan unos 75. Alrededor de esto también hay clases particulares para socios y quienes juegan por diversión.

En el frontón participan casi 100 personas de varias edades que van desde los 18 años en adelante y en las distintas categorías. La escuela de tenis de mesa cuenta con 17 niños inscritos, pero también tiene equipos de competencia según edades y categorías.

La escuela de karate de la Hermandad Gallega, es reconocida como una de las mejores de Caracas en su modalidad: Shindo Ryu y cuenta con más de 70 jóvenes y adultos. También, la HG cuenta con un equipo de softball integrado por 18 personas; y otro de baloncesto con unos 36 jugadores. El voleibol cuenta con 30 niños y 27 jóvenes. El ajedrez, 33 niños y 17 adultos y el emblemático juego típico gallego ‘a chave’ tiene una participación de más de 40 adultos.

Grupos culturales y Colegio Castelao

En el ámbito cultural, esta institución cuenta con tres grupos de danza típica gallega: Semente Nova, Eiras Nosas y Lembranzas. Entre ellos suman casi 300 personas entre niños, adolescentes y adultos jóvenes. También dos agrupaciones de gaitas que son Celta (de 8 a 10 personas) y Xuntanza Fillos de Ourense (15 integrantes). Existe también el grupo de pandereteiras Novo Xeito con unas 8 integrantes; dos agrupaciones corales, Aires Galegos y Alecrín, que suman cerca de 40 personas.

Además, hay tres grupos de teatro: Rosalía de Castro, Trampallán y Conexión Pellegrín. Estos cuentan con unos integrantes fijos de 5 o 6 cada uno, pero alrededor de los diversos montajes se incluyen nuevas personas en producción y casting de actuación.

Además, existe un grupo de danza contemporánea con unas 18 a 20 niñas y jóvenes, y la escuela de ballet, que cuenta con cerca de 30 alumnas.

La Hermandad Gallega cuenta además con el Colegio Castelao, que funciona dentro de sus instalaciones. Esta institución imparte clases desde preescolar hasta bachillerato y cuenta con más de 400 alumnos.

Fiestas y eventos

La Hermandad Gallega tiene una elevada actividad en el área recreativa y social, bien con eventos que se realizan reiteradamente como la celebración de fiestas como los Reyes Magos, los Carnavales, o la elección de la Señorita Hermandad Gallega, así como el Día de la Madre, Día del Padre, Día de Galicia y Romería Santiago Apóstol o Día del Niño. Asimismo, las actividades del mes aniversario y fiesta aniversario en octubre, la Fiesta Medieval, encendido de la Navidad, bazar de Navidad, celebración de fin de año, y algunas otras.

Pero además, la Dirección de Fiestas y Recreación organiza muchas otras festividades en las que se invita a grupos musicales, DJ´s, humoristas, karaokes y otros. También, la HG alberga eventos producidos por personas externas que alquilan el teatro Rosalía de Castro u otro salón y presentan allí sus espectáculos.

El presidente de la Hermandad Gallega afirma que todas estas actividades son muy concurridas y que la mayoría están enfocadas a que participen tanto niños, como jóvenes y adultos.

Sin embargo, si bien la participación en las actividades es alta, el interés por asumir el liderazgo “no es tan evidente”. “No sé si es por la situación del país, las circunstancias del momento que vivimos, pero si encuentro poco interés en los jóvenes para el relevo de la dirección de la sociedad. Espero que esto sea circunstancial y no falta de interés por el futuro de nuestra sociedad, pero seguimos trabajando en eso, por garantizar que en 20 o 30 años haya quien dirija estas instituciones es parte de la lucha que tenemos que dar”.

El Hogar Canario hace énfasis en las tradiciones

Por su parte, Ricardo Márquez, presidente del Hogar Canario Venezolano (HCV), está empeñado en que los jóvenes participen en las actividades que desarrolla la institución pero que además “se involucren y se sientan parte de la tradición canaria”.

Para mí “el Hogar Canario Venezolano tiene una connotación más allá del privilegio que te da un club, estos son centros en los que venimos a reencontrarnos, a compartir y a mantener tradiciones y vivir nuestra vida como si estuviéramos en alguna de las islas”.

Explica Márquez que la situación que vive Venezuela hace que un centro con una infraestructura como la del HCV que se convierte en un escape para la gente, sea muy apetecible. Dice que aun de la descendencia canaria hay mucha gente y al que se acerca se le vende la acción, a segunda y tercera generación. “La idea es enfocar que las personas que se integran a una actividad deportiva, tratar de involucrarlas también en actividades culturales, o por lo menos que participen en los eventos para que entiendan la tradición canaria”, dice.

El deporte convoca

Afirma Ricardo Márquez que en el ámbito deportivo “lo que más gente trae, que nunca pasa de moda, aunque tenga sus momentos de decadencia, es el futsal en el que participa gente de todas las edades, a partir de niños de menos de 6 años”.

El tenis también siempre se mantiene con alta participación y en natación el HCV fue una potencia, porque además contó con el famoso entrenador canario Goyo Tavío. “De aquí salieron grandes baluartes, no solamente canarios sino de Venezuela que participaban en la natación de esta institución como lo fue Rafael Vidal y otros más”, apunta Márquez.

El Hogar Canario también tiene el “baloncesto, voleibol y tenis de mesa muy activos. También tenemos un club de taekwondo, actividades aeróbicas de diferente género y también las bolas criollas, que pertenecemos a una de las ligas más importantes, no solo de Venezuela sino de Latinoamérica”.

En juegos de mesa tienen activo el dominó para los señores más mayores. También se practica bastante ajedrez, se hacen torneos de juegos de cartas como el chinchón y canasta, además de parchís y el bingo, que según Márquez se juega dos o tres veces a la semana y también atrae mucho a la gente.

“La actividad deportiva ha tomado mucha fuerza -dice el presidente de la institución- porque si alguien antes venía a distraerse únicamente comiendo o tomando algo ahora nada más lo reserva para el fin de semana, entonces si quieren disfrutar su club tiene que relajarse de otra manera”.

Fiestas y cultura

En el Hogar Canario desarrollan actividades tradicionales bien sean culturales, recreativas o religiosas, “que al final también se convierten en una fiesta”.

Márquez nombra como ejemplo el Día de Canarias, el Día de Venezuela que también siempre tiene el contexto canario, y por supuesto también celebran el Día de España.

Abre un paréntesis para señalar que “nosotros tenemos un tiempo que no hemos hecho fiestas muy grandes. Hemos tenido que ceder, por ejemplo, a que la gente traiga su consumo. Fiestas que teníamos que prácticamente eran en esmoquin hemos tenido que flexibilizarla a una fiesta informal o semiformal, puesto que estamos pasando por un desequilibrio económico y lo que puede ser un ingreso bueno comparado con otro ingreso, de todas maneras no sirve para nada”.

“En el ámbito cultural lo que más me preocupa a mí es la gente que participa especialmente los varones. El folclore canario más el venezolano, que también he querido explorar, se hace generalmente por parejas y esto nos complica. Entonces estoy tratando de que los atletas vayan también al baile y al folclore”, apuntó Márquez.

“Esta administración, por un sentimiento personal, hemos tratado de involucrar siempre al folclore. De hecho, en los últimos años la elección de la reina, una actividad que aquí es muy importante porque mandamos de aquí una embajadora a Santa Cruz de Tenerife, ha contado con el elemento tradicional”.

Este año, dijo, la apertura del evento fue canaria totalmente, las muchachas salieron vestidas con trajes típicos, se hicieron bailes de las siete islas y estuvo cargado de bastante emoción y, por supuesto, es difícil pero hay que mantenerlo.

Explicó Ricardo Márquez que, para la fiesta aniversario del Hogar Canario se cerraba el club y se abría a las 9 de la noche, la junta directiva estaba parada en una alfombra roja “tipo Hollywood” y saludaba a todo el que iba llegando. “Yo tengo de presidente dos años. El primer año no pudimos hacer fiesta porque había mucha tristeza con los acontecimientos políticos en los que hubo muchos muchachos que fallecieron, el ambiente estaba complicado y lo que se hizo fue una misa aniversario en la que por primera vez sacamos todas las imágenes de las islas canarias”.

Este año, para la fiesta se abrió el club a las 3 de la tarde, se pusieron mesas para que cada quien hiciera su tendido de manteles tipo canario, “y vinieron muchos señores mayores porque ellos no vienen a las 9 de la noche”. Todos estaban ataviados de traje típico. Participó gente de varios hogares y centros canarios de Venezuela, en un festival folclórico, y después de las 8 de la noche empezó la fiesta bailable. A esa hora llegaron los más jóvenes, los que no van tan temprano.

En cuanto a grupos musicales el HCV tenía dos, Entre Cuerdas y la Rondalla Típica. Entre Cuerdas está ahora está en reestructuración y la Rondalla Típica está creciendo con niñitos, dice Márquez, “de hecho tenemos un niñito como de 5 o 6 años”. “Y tenemos el cuerpo de baile del Hogar Canario y una coral infantil”.

El calendario de fiestas del Hogar Canario comienza en enero con la fiesta de Reyes Magos “que para nosotros es muy importante, luego hacemos la fiesta de la Candelaria el 2 de febrero, luego la Semana de Venezuela que hay varias actividades protocolares y culturales, y también hacemos algunas actividades deportivas”. “Hacemos la semana de canarias en el mes de mayo y en el ínterin está la misa de la Virgen de los Reyes y la gente de Icod de los Vinos celebra San Marcos. En junio es el mes aniversario y normalmente tenemos también la participación en el Festival de Teatro”.

En agosto comienzan las fiestas religiosas: la Virgen de las Nieves, “cuando vamos a Cagua a una misa de campo abierto que van casi todas las casas canarias”. Septiembre es un mes de fiestas, religiosas y tradicionales, porque casi todas las vírgenes se celebran en ese mes. Empiezan con la fiesta de la Virgen del Pino, celebran la semana de la Virgen de Coromoto, después viene la Virgen de los Volcanes, después la Virgen de la Peña y en octubre San Miguel y la Virgen de Guadalupe.

En el ínterin realizan otro tipo de fiestas y últimamente han hecho varias actividades relacionadas con la gastronomía.

Nuevas generaciones

En la crisis actual, dice Ricardo Márquez, “hay que darle la oportunidad a personas con experiencia, que conocen los detalles de la institución, y creo que si viene una buena generación de muchachos. Lo que tenemos que hacer la generación que vamos saliendo, como hicieron con nosotros, es sembrar ese tema cultural porque no es lo mismo un venezolano-canario que haya nacido y se haya criado perteneciendo a esta institución a que no haya sido así”.

“Yo si siento que hay relevo, pero hay que trabajar en mantener las tradiciones y hay también que organizarse para mantenerse, buscar gente. Hoy en día son muy importantes nuestras instituciones para ayudar a los españoles en Venezuela. Son un vehículo bien importante y si estas instituciones que en estos tiempos yo siento que se han unido bastante, será más fácil lograr que los objetivos en asistencia se planteen a los gobiernos de España y los de las diferentes comunidades autónomas”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *