Las encuestas apuntan a una victoria del PSOE en todas las autonómicas, salvo en Cantabria y Navarra

El PP podría mantener feudos tradicionales como Madrid y Murcia por la mayoría del centro-derecha

Las comunidades de Aragón, Asturias, Illes Balears, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja celebran el 26 de mayo elecciones autonómicas, como también ocurre en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Los sondeos prevén una subida importante del PSOE, concentrando el voto de la izquierda frente a Podemos y sus confluencias, que le llevarían a ganar en casi todas, con excepción de Cantabria, donde se impondría el Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla, y Navarra, donde triunfaría la coalición de Unión del Pueblo Navarro (UPN), PP y Ciudadanos bajo la marca Navarra Suma. Sin embargo estos partidos de centro-derecha podría quedarse sin gobierno frente a un acuerdo de la izquierda y de los partidos nacionalistas. Mientras que en Cantabria se prevé un pacto entre PRC y PSOE.

A pesar de lo que dicen los sondeos, el PP aspira a mantener sus feudos tradicionales, como la Comunidad de Madrid o la Región de Murcia al sumar la mayoría absoluta con formaciones como Ciudadanos (C’s) e incluso Vox, en caso de que fuera necesario. Lo mismo que en Castilla y León, donde confían en ser el partido más votado. Ciudadanos, por su parte, lucha por superar al PP y postularse para la presidencia. Tampoco desechan que les salgan las cuentas para el acuerdo de centro-derecha en La Rioja o hasta en Castilla-La Mancha. Más difícil parece en Asturias y Aragón, donde los socialistas confían en una mayoría de izquierdas para gobernar, como también en el caso manchego y riojano.

Al igual que en Navarra, el PSOE espera poder pactar con formaciones nacionalistas para mantener la presidencia del Ejecutivo de Baleares. Más difícil se presenta la gobernabilidad en las otras islas, las Canarias, donde el papel de Coalición Canaria y de Ciudadanos podría decantar la balanza hacia la derecha o la izquierda.

Mientras que en la Comunidad Valenciana las elecciones autonómicas se celebraron el pasado 28 de abril y allí el PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem-Esquerra Unida ya han comenzado las reuniones para analizar el cumplimiento del acuerdo que firmaron hace cuatro y que de reeditarse, como todos pretenden, permitiría de nuevo un gobierno de izquierdas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *