La Xunta de Galicia expone la Agenda con los 25 asuntos más urgentes que el próximo Gobierno de España debe atender en los primeros meses de la siguiente legislatura

Señala las necesidades prioritarias de la Comunidad “ocurra lo que ocurra” en las elecciones y quién conforme el Ejecutivo

La reunión del Consello con Feijóo, flanqueado por el vicepresidente Rueda y Valeriano Martínez, titular de Facenda.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dio a conocer el pasado 31 de octubre la agenda con los 25 asuntos más urgentes y prioritarios de Galicia que el próximo Gobierno de España debe atender en los primeros meses de la siguiente legislatura, con independencia, dijo, de cómo se configuren las Cortes Generales.

Con esta Axenda Galicia, explicó Feijóo, el Ejecutivo gallego clarifica, transparenta y publica las necesidades prioritarias de la Comunidad para el próximo Gobierno central, “ocurra lo que ocurra” en las elecciones y quién conforme el Gobierno. “Los intereses de Galicia van a ser iguales”, incidió.

En esta línea, el titular del Gobierno gallego consideró oportuna la agenda, ya que “en un momento en el que todo se politiza”, Galicia quiere dejar claro que defiende y va a defender lo mismo, con independencia del partido político que sustente el Gobierno.

Asimismo, la calificó de necesaria, para que el Ejecutivo estatal sepa desde el primer día cuáles son las propuestas de Galicia “y no vamos a cambiar”: “Estas son las propuestas que Galicia formula al Gobierno central y las decimos muy claramente”, reiteró. “Llevamos mucho tiempo soportando las consecuencias de la inestabilidad”, sentenció, añadiendo que aunque el bloqueo se supere después de los comicios, Galicia “no va a tener excusas”.

Además, Feijóo señaló que Galicia está legitimada para hacer peticiones porque nuestra forma de ser en España es doble: leal y, precisamente por esto, exigente. “No queremos ser más que nadie, pero lógicamente no aceptamos ser menos”, ahondó.

Los 25 asuntos de la Axenda Galicia más inmediata “son prioridades, todas ellas reiteradas a lo largo de los últimos meses, incluso alguna de los últimos años”, dijo, subrayando que, entre ellas, hay decisiones que la Xunta considera que hay que adoptar de forma inmediata; otras son cuestiones que deben formar parte de los próximos Presupuestos del Estado; y también se recogen temas a abordar con agilidad para evitar la tendencia del Gobierno central de aprobar medidas que después pagan las comunidades.

A continuación, el titular de la Xunta enmarcó las 25 cuestiones, sin detrimento de que haya otras también necesarias, en cinco ejes: lograr una financiación más justa; cumplir los compromisos adquiridos en cuanto a las infraestructuras pendientes; defender sectores estratégicos para la economía, especialmente de tipo industrial; trabajar conjuntamente para cumplir con los servicios públicos; y los compromisos del Gobierno central para los Años Santos de 2021, 2027 y 2032.

Una financiación más justa

Dentro del objetivo de una financiación más justa, Feijóo mencionó en primer lugar el abono completo de la deuda de 700 millones de euros asumida por el Gobierno central por diversos conceptos financieros, de la que, después del anuncio del pago de las entregas a cuenta -aún sin ingresar-, sigue pendiente el pago de una mensualidad del IVA (200 millones de euros) y de las compensaciones a las comunidades cumplidoras (170 millones de euros).

En relación a esto, Galicia sigue solicitando un nuevo sistema de financiación autonómica, que debe concretar sus principios básicos. “Se trata de ponderar en mayor medida el envejecimiento y la dispersión de la población”, detalló, mencionando también la inclusión de una pieza separada para la Sanidad pública.

El Gobierno gallego propone asimismo una Estrategia nacional frente al reto demográfico, teniendo en cuenta, explicó Feijóo, que es uno de los principales problemas que condiciona el futuro de Galicia y del resto de las comunidades. Sobre esto, agregó la necesidad de que se tengan en cuenta las características demográficas a la hora de asignar fondos o de aprobar nuevas medidas.

Además, como se destacó a lo largo del Consello, la Comunidad reitera al Gobierno del Estado que defienda los intereses gallegos en el marco de las relaciones con la UE. En primer lugar, los intereses afectados por el brexit, con especial atención al sector pesquero, y por otra parte, Galicia precisa que la asignación procedente de los fondos de cohesión no se vea disminuida.

Impulso a las infraestructuras pendientes

El segundo pilar de la agenda al que se refirió el presidente de la Xunta fue el impulso a las infraestructuras pendientes, con especial atención a lo relacionado con la finalización de la línea AVE entre Galicia y Madrid, cuyas obras sufren “un retraso incuestionable”. El Ejecutivo gallego mantiene la demanda de que se aborde con transparencia y con rigor informativo, con el objetivo de que se finalice en 2020 y esté operativo en 2021.

Asimismo, Feijóo pidió que se clarifique el calendario en cuestiones como la finalización de las obras y de la puesta en circulación de los trenes de alta velocidad, que unan las siete ciudades gallegas con Madrid en los tiempos previstos; la planificación y ejecución de la conexión a Lugo en 4 horas; las obras planificadas de estaciones intermodales; la variante exterior en Ourense; o el impulso del AVE a Vigo, así como la planificación de modernización de las conexiones aprovechando la oportunidad de la inclusión de la Comunidad en el Corredor Atlántico Europeo. A mayores, citó el refuerzo de los servicios de viajeros con la vista puesta en el Xacobeo 2021; la mejora de la política tarifaria; la planificación sobre el ancho de vía; y la adaptación de los aeropuertos una vez que el AVE esté finalizado.

En cuanto a las necesidades en materia de carreteras que el próximo Gobierno de España debe tener en cuenta de manera prioritaria están: la ejecución de las obras para mejorar la funcionalidad y conectividad de la AP-9; las bonificaciones en la AP-9 y en la AP-53; la finalización de las obras de la autovía Lugo-Santiago, así como de la variante de Ourense y del resto de la autovía Lugo-Ourense; o la solución definitiva a los problemas ocasionados por la niebla en la A-8. Además, el Gobierno gallego reitera la petición de transferencia a la Comunidad de la titularidad de la AP-9, una solicitud que, aseveró Feijóo, es “unánime” tanto por parte del Gobierno gallego como del Parlamento de Galicia.

En materia de aguas, el responsable de la Administración gallega remarcó que debe existir una implicación en el saneamiento integral de las rías y ríos gallegos con el impulso, ejecución y financiación de las obras hidráulicas declaradas de interés general del Estado. A esto añadió la solicitud al respecto de la deuda de las infraestructuras portuarias.

Apoyo a los sectores productivos

Después de las infraestructuras, Feijóo hizo hincapié en la situación de las industrias electrointensivas. Así, requirió que se pongan en marcha lo antes posible medidas que favorezcan un precio eléctrico estable, para mantener los alrededor de 5.000 empleos en riesgo, con especial atención a Alcoa San Cibrao, subrayó.

Sobre esto, recordó también la urgencia en la aprobación de un Estatuto electrointensivo. De hecho, la Xunta ya elaboró una propuesta a los partidos políticos de ámbito nacional con el objetivo de que “los incluyan en sus programas electorales”.

En relación al futuro de la industria, la agenda también recoge la necesidad de abordar una transición ordenada en el ámbito energético, en concreto con medidas específicas para evitar el cierre de la central térmica de As Pontes, así como con alternativas industriales al cierre de la térmica de Meirama. Además, Galicia solicita la convocatoria de nuevas subastas de renovables para el impulso de este tipo de energías.

En la línea de la búsqueda de apoyo para el futuro de la industria, Feijóo destacó igualmente la necesidad de no “incrementar la fiscalidad sobre el diésel, mientras prosigue la caída libre de matriculación de vehículos nuevos”, para no comprometer al sector de la automoción, un ámbito en el que para su competitividad el Ejecutivo gallego ve fundamental la construcción de la nueva subestación eléctrica en Balaídos.

Asimismo, las peticiones incluyen la garantía de carga de trabajo en Navantia para los próximos dos o tres años, además de cumplir el compromiso de adjudicar un buque de aprovisionamiento para la Armada que sirva de barco-puente en ese período vacío, pues de no resolverse la situación actual no habrá carga de trabajo hasta 2022. Y, por último, también están las incertidumbres generadas al respecto del reglamento de la Ley de Costas, una cuestión que hace falta revertir, dijo Feijóo, porque afecta de forma directa al sector pesquero, al forestal y a diversos servicios públicos.

Mejora de los servicios públicos

Por otra parte, la Axenda Galicia no olvida los servicios públicos. Entre ellos, el titular del Gobierno gallego destacó la necesidad de que la próxima legislatura sirva para materializar un Pacto por la Educación y, de manera concreta, citó la importancia de coordinar el contenido y alcance, así como la dificultad, en las pruebas de Selectividad.

Dentro de las 25 cuestiones, para el Ejecutivo autonómico también se encuentra la necesidad de abordar de forma completa la viabilidad de la Sanidad Pública para el futuro, con dos temas prioritarios: paliar la escasez de profesionales en plazas de difícil cobertura o especialidades deficitarias, con el impulso también de una norma que agilice el procedimiento de acreditación de unidades docentes para la formación sanitaria especializada; y, en segundo lugar, reducir los plazos de tramitación y resolución de los expedientes de homologación de títulos de especialista extracomunitarios.

Asimismo, el bienestar de los gallegos depende también de las ayudas a la dependencia y por eso, de acuerdo con la ley aprobada en 2006, la Xunta recuerda que la participación de las comunidades autónomas y del Gobierno central debe ser equitativa. Por otro lado, Galicia introducirá el año que viene la gratuidad de la educación infantil de 0 a 3 años para los segundos hijos y sucesivos y, en lo tocante a esto, expuso Feijóo, el Gobierno gallego pide la colaboración económica del Estado para que la gratuidad pueda introducirse para el 100% de las plazas y el 100% de los niños.

Siguiendo con los servicios públicos, la agenda incluye una serie de ingresos procedentes del Gobierno de España para los servicios sociales que se considera prioritario recibir. Lo mismo, la necesidad de creación de nuevas unidades judiciales, sobre todo después de que no se atendiese la petición de un nuevo juzgado en Lugo.

En lo relativo a la seguridad, Feijóo hizo hincapié en prioridades como completar la dotación de la unidad de policía adscrita a la Comunidad, con un centenar de efectivos más. Además, es preciso, dijo, habilitar el mecanismo necesario para que se pueda llevar a cabo la comarcalización de los parques de bomberos de las ciudades. Y, como último apartado de este punto, se recoge que por parte del Estado se agilicen las ayudas para que Galicia pueda cumplir con el objetivo que establece la UE respecto a la extensión de la banda ancha.

Colaboración cultural

La colaboración cultural, con el protagonismo del Xacobeo, es el último punto de la Axenda Galicia, toda vez que se trata de un fenómeno internacional que el conjunto de España debe aprovechar para reforzar su imagen exterior. “Los Caminos de Santiago no son solo los que discurren por nuestra Comunidad, sino los que vertebran España y también Europa”, ahondó el presidente del Gobierno gallego, que destacó la propuesta al Ejecutivo estatal de un plan estratégico 2021-2032 y añadió una serie de peticiones en relación a ese plan. Asimismo, y por último, la Xunta pide que el Estado mantenga su apoyo a las candidaturas gallegas a Patrimonio Mundial.

En definitiva, una financiación justa, infraestructuras básicas como el AVE, defensa de miles de empleos, mejora de los servicios públicos y oportunidades como el Xacobeo. “No hay novedades, la novedad es que el Gobierno central cumpla lo comprometido”, añadió, aseverando que con estas 25 propuestas “volvemos a demostrar que nos interesa Galicia, que nuestro objetivo es Galicia, y que Galicia va por delante”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *