La Peña Andaluza de Vilvoorde organiza un año más la Flamenco Feria con gran asistencia de público

Cientos de personas participaron en el evento

Componentes del Coro Rociero de Vilvoorde.
Un grupo de colaboradores en la Flamenco Feria.
El grupo juvenil Doble Pasión formado por hijas y nietas de socios de la Peña.
El grupo musical JMJ, Juan, Manuel y José.

La Peña Andaluza de Vilvoorde es de los pocos centros españoles que todavía quedan dentro del mundo asociativo español en Bélgica y continúa casi tan activa como en sus primeros años de existencia, y de esto ya hace medio siglo largo. A mediados de mayo organizó la Flamenco Feria en la ciudad de Vilvoorde, ciudad flamenca donde está ubicada la Peña Andaluza desde el año 1964 fundada entonces por emigrantes andaluces llegados en su mayoría desde Peñarroya-Pueblonuevo en la provincia de Córdoba. Esta actividad que tuvo una duración de tres jornadas y que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Vilvoorde, dio comienzo el pasado 11 de mayo con la actuación del grupo Zakdoek muy popular en la ciudad flamenca y que durante más de dos horas consiguió contagiar a los cientos de espectadores que pasaron por la gran carpa instalada en una de las plazas de la localidad y que contó con la presencia del alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte.

Todas las actuaciones fueron presentadas por Fernando Ramírez que lo hace con gran maestría: Salsa Workshop por Gabi; Team Latino y el DJ Imparable fueron los artistas y grupos encargados de continuar calentando el buen ambiente que seguía reinando dentro del recinto tras la actuación del grupo belga Zakdoek (pañuelo en español).

El segundo dia se dedicó por completo a las actuaciones de grupos y artistas españoles. El primero de ellos en subir al escenario fue el de los más pequeños formado por hijos y nietos de socios de la Peña y que lleva por nombre Arco Iris. Con su gracia volvieron locas a las abuelas presentes.

Doble Pasión junior y Doble Pasion; el Coro Rociero de Vilvoorde; el bailaor Miguelito; David Amara; Celina una joven con grandísimas cualidades artísticas participante en el programa La voz de la televisión flamenca; el grupo musical JMJ formado por antiguos componentes de una las mejores orquestas que ha tenido la emigración española en Bélgica durante las décadas de los ochenta y noventa; y el DJ Imparable fueron quienes continuaron animando el ambiente.

El tercer día actuaron Tore&Co y Jessi y Remy, una joven pareja de baile flamenco que encandiló al respetable con una gran demostración de baile llena de arte y poderío poco visto por estos lares.

Mas de medio centenar de voluntarios fueron los encargados de la preparación de los platos típicos españoles que pudieron degustar los cientos de personas que participaron en el evento que durante años viene organizando la Peña Anadaluza de Vilvoorde. “Sin estos voluntarios, a quienes agradecemos su total entrega, no sería posible organizar este evento”, nos cuenta Juan Sánchez, presidente de la entidad desde hace más de veinte años.

Otras actividades

Esta no es la única actividad que ha organizado este año la entidad andaluza de Vilvoorde sino que desde el pasado mes de enero muchas otras han ido pasando la revista, como por ejemplo la visita de los Reyes Magos, actividad infantil para los niños; la gran fiesta de Carnaval que tanto éxito suele tener con decenas de disfraces; la comida y el festejo de San Valentín y una de las más importantes ya que está dedicada a los mayores de la entidad a quienes la directiva les ofrece una comida.

Hay que reseñar que de aquellos primeros socios de hace más de medio siglo son ya muy pocos los que quedan con vida o que se pueden desplazar para acudir a ser testigos de las muchas actividades que la Peña Anadaluza de Vilvoorde viene organizando.

Todo esto no sería posible sin el gran trabajo y sacrifiicio de la actual directiva que está compuesta desde hace casi dos décadas por casi las mismas personas. Vaya nuestro homenaje para todos ellos: Juan Sánchez, Miguel Guerra, Javier García, Tomas Esquinas, Roberto Morlesín, Isabel Torre, Pilar Llerena y Manuel Morales. Todos ellos sacrifican su tiempo libre para defender los derechos de los más de 400 socios con que cuenta la Peña Andaluza de Vilvoorde. También hay que hacer una mención especial a los reposteros que vienen haciendo una gran labor durante los últimos años: la familia Velarde-Gonzalo que con sus tres hijos Emilio, Daniel y Epi saben atraer a la gente a que visite las instalaciones de la entidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *