La oposición exige al Gobierno una solución para que los marineros que trabajaron en buques noruegos cobren sus pensiones

Presentaron una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en apoyo a las reclamaciones de Long Hope

En el centro Alberto Paz y Yolanda Díaz junto a otros miembros de grupos políticos y de Long Hope en la entrada del Congreso.

PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos, Esquerra Republicana, PDeCAT, Compromís, EH-Bildu y Nueva Canarias exigieron al Gobierno el pasado 24 de mayo en el Congreso que busque una solución para las pensiones no reconocidas de marineros que trabajaron en Noruega, bien negociando con las autoridades de este país o, directamente, interponiendo una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Para ello, todas estas formaciones se unieron para registrar una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso, en la que reclaman acabar con la desprotección social de estas personas.

Según la asociación gallega Long Hope, que agrupa a afectados por esta situación, más de 12.000 personas no tienen reconocido el derecho a su pensión por estos trabajos, al no reconocer Noruega la pertenencia a su sistema de protección a trabajadores embarcados en sus buques hasta 1994.

Todo ello por carecer de la condición de residentes exigida por Noruega, aun trabajando en ese país y tributar allí, mientras que a sus compañeros de los mismos barcos, pero nacionales noruegos, no se les exigía. Al mismo tiempo, España no computó el tiempo de embarque en dichos buques para el cálculo de prestaciones de Seguridad Social.

Alberto Paz Viñas, representante de la asociación, aseguró que el propio Ministerio de Asuntos Exteriores les reconoció que “existe una grave injusticia social” en este aspecto y que, sin embargo, “no hace nada por arreglarlo” . Además, reclamó que España interponga una demanda interestatal, ya que, según asegura, ante la falta de iniciativa del Gobierno, los afectados han presentado demandas individuales, lo que ha implicado unos gastos judiciales que cifra en unos 70.000 euros por afectado.

“El Gobierno no nos está defendiendo debidamente, mira hacia otro lado y es el colaborador necesario del Gobierno de Noruega en este litigio”, aseguró Alberto Paz.

Por su parte, la diputada de En Marea, Yolanda Díaz, agradeció la “lucha continuada de la asociación Long Hope”. “Son emigrantes y vemos como desde el Ministerio de Empleo y Exteriores se les deja tirados. Estamos ante un caso de discriminación, se les está privando por parte de Noruega del derecho a una pensión por carecer de la residencia. Esto es discriminatorio”, insistió Díaz.

Por esto, En Marea pide con esta iniciativa al Gobierno que presente una demanda para defender los derechos de los marinos de Long Hope. También Miguel Ángel Heredia, del PSOE, ve una clara vulneración por parte de Noruega del artículo 14 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, al privar a los españoles de la pensión por no residir en el país y criticó la «inacción permanente» del Gobierno y su falta de firmeza en este asunto que ha sacado a la calle a los exmarinos en casi un centenar de ocasiones.

El portavoz de la organización insistió en que “existe una grave injusticia social” pero no vemos que el Estado haga nada. “Estamos cansados de las mentiras del Ministerio de Asuntos Exteriores, del señor Hernando y del ministro Alfonso Dastis. Prometen mucho y no cumplen nada. ¿Así es como un país defiende a sus ciudadanos? Que dejen de mentir. Es impresentable que el Estado no nos defienda”, insistió.

Ante esta situación, la iniciativa pide también al Gobierno iniciar “una negociación real, inmediata y directa con Noruega para alcanzar un acuerdo que permita poner fin satisfactoriamente a la situación de desprotección social en la que se encuentran los trabajadores de Long Hope”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *