RETORNAD@S

La imposibilidad de homologar sus títulos académicos frena las posibilidades laborales de los retornados

La mayoría salieron corriendo sin ellos y no pueden autentificarlos porque es caro, costoso y te pueden engañar

Mónica Janeiro

Uno de los problemas serios con los que se enfrentan los retornados de Venezuela es el de la homologación de sus títulos académicos. Si siempre es un asunto largo y costoso, en su caso se agrava más porque muchos vienen con los documentos sin ‘apostillar’, es decir, sin la firma oficial. “El que salió en los últimos dos años lo hizo con lo puesto. Además, en Venezuela te piden por cada hoja que vayas a ‘apostillar’ 150 o 200 dólares; tienes que elegir entre comprar el pasaje para España o ‘apostillar’ el título. Y luego el trámite burocrático es muy difícil, si tienes que pedirlo a la Universidad, olvídate”, explica María Fernanda Ruiz, presidenta de la Asociación de Pensionados y Jubilados de Venezuela en Galicia (Apejuveg).

Manuel Pérez, presidente de la Federación de Venezolanos en Galicia (Fevega), abunda en la idea: “Certificar toda la documentación en Venezuela es muy diíficl, porque no hay material o no hay sello, te lo dilatan o te quieren cobrar cifras astronómicas para certificar o ‘apostillar’ toda la documentación”.

“Tenemos médicos, profesores, abogados…; gente muy preparada que al no poder ‘apostillar’ los títulos, aquí no son nadie. Vas al INEM [el Servicio Público de Empleo] a inscribirte y te ponen en el nivel 1, de una persona sin estudios, porque no puedes traer ni siquiera el título de bachiller, y muchos cursos que dan Cáritas y Cruz Roja para trabajar de carretillero te exigen por lo menos bachiller”, afirma María Fernanda. “Hay ingenieros dispuestos a ser carretilleros y médicos cuidando personas mayores que quieren hacer un curso de enfermería y, al no tener el título, no pueden”.

Los que logran traer ‘apostillados’ los documentos se enfrentan al problema añadido de que los plazos espera son muy largos. “Madrid tarda dos años en homologarte el título. El único título que se homologa rápido es el de bachiller, porque en Galicia lo hace la Xunta y tarda entre uno y tres meses”, señala la presidenta de la Apejuveg.

Algunos de los que no han podido traer ‘apostillado’ su título de bachillerato se están presentando a las pruebas libres de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), para poder hacer por lo menos una Formación Profesional (FP) de grado medio, y a las de bachiller. Y también a las de las Competencias Clave para obtener un Certificado de Profesionalidad del INEM.

Pruebas de la ESO

Mónica Janeiro es una de esas personas que se han presentado a las pruebas de la ESO y las han aprobado. En Venezuela estudió Informática en la Universidad y era profesora de esta materia en un colegio de Secundaria. En marzo de 2016 regresó a Vigo, de donde era su padre, quien había emigrado a Venezuela en 1958. Se vino sin el título de bachiller porque tuvieron que salir corriendo, y no pudo ‘apostillarlo’ después a través de una tercera persona, porque -explica- solo puede hacerlo un familiar directo, y no le queda ninguno allá. La solución era “pagar en negro”, pero resultaba “muy costoso” e incluso podían “estafarla” y que la ‘apostilla’ fuese “falsa”. En septiembre de 2018 se presentó a las pruebas libres de la ESO junto a otros cuatro compañeros y aprobaron tres. Mónica tiene, además, el Celga3, el Certificado de Estudios de Lengua Gallega que expide la Xunta. Su marido -titulado en Electrónica, que estuvo 20 años trabajando en seguridad de telecomunicaciones- sí pudo apostillar su título de bachiller a través de su madre, que se quedó allá.

Los retornados en Venezuela quieren que a este tipo de personas que tienen una gran preparación pero no han traído certificados los documentos “se les dé algún tipo de reconocimiento que les permita trabajar en algún sitio, algún tipo de oportunidad, demostrando, claro, sus aptitudes con un examen”, explica María Fernanda.

Manuel Pérez insiste en lo mismo: “Hay que incorporar a toda esta masa de gente con grado de estudio universitario superior, porque son muchos años de trabajo”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *