RETORNAD@S

La Generalitat de Cataluña concede una prestación única de 956 euros a los retornados en situación de necesidad

Los emigrantes que regresan pueden acceder además a actuaciones informativas y de orientación en diversos ámbitos

Tres representantes de la Junta Directiva de la Federación Internacional de Entidades Catalanas participaron en noviembre de 2011 en una comparecencia ante la Comisión de Acción Exterior y de la Unión Europea del Parlamento catalán.

La Secretaría de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia de la Generalitat de Cataluña ha desarrollado el Plan de Ayuda al Retorno (PAR), consistente en una serie de actuaciones y medidas de apoyo a aquellos catalanes que deciden regresar a Cataluña para establecer su residencia y que se encuentran en situación de necesidad o desprotección.

Tienen la condición de personas catalanas retornadas las personas con nacionalidad española que retornan de un Estado extranjero y que, antes de emigrar, hayan tenido la última vecindad administrativa en Cataluña y las personas nacidas en Cataluña que fueron evacuadas o que tuvieron que exiliarse por razones políticas y que mantienen su residencia en el extranjero. También los cónyuges o las personas que, de acuerdo con la legislación catalana, tengan la condición de pareja estable de las personas anteriores, y los descendientes de estas hasta el segundo grado de consanguinidad.

En cualquier caso, deben cumplir estas tres condiciones siguientes: tener más de dieciocho años; haber residido en un Estado extranjero, como mínimo, seis años continuados inmediatamente anteriores al regreso a Cataluña, o haber residido en un Estado extranjero diez años no continuados, y de éstos, los cuatro últimos inmediatamente anteriores al regreso; y estar empadronadas en cualquier municipio de Cataluña.

La condición de persona retornada se debe solicitar en el plazo de los seis meses siguientes al regreso. Se entiende que la condición de persona retornada se pierde al cabo de dos años de la fecha del regreso definitivo a Cataluña.

Las personas catalanas retornadas pueden acceder a una prestación económica de pago único en el caso de que acrediten falta de recursos económicos. Se entenderá acreditada cuando los ingresos personales de los 12 meses anteriores a la solicitud sean inferiores al indicador de renta de suficiencia vigente en Cataluña (IRCS), que para 2019 está fijado por la Ley de presupuestos de la Generalitat en 7.967,73 euros anuales (o 569,12 mensuales).

Compatible con otras ayudas

El importe de la prestación equivale al 12% del IRCS en cómputo anual, cantidad se incrementará un 30% por cada miembro de la unidad familiar o de la unidad de convivencia que no tenga ni patrimonio ni ingresos. El resultado es una ayuda de 956 euros. Solo se puede recibir una única vez durante la vigencia de la condición de persona catalana retornada, pero es compatible, como el resto de las prestaciones del Plan, con las que el Gobierno español ofrece para el retorno.

Al margen de esta prestación económica, las personas catalanas retornadas pueden acceder a un conjunto de actuaciones de información y orientación en diversos ámbitos:

-Los servicios y prestaciones públicos que faciliten la integración en la Comunidad.

-La formación ocupacional.

-La inserción laboral, a través del Servicio de Ocupación de Cataluña, y el acceso a planes de empleo.

-El trabajo por cuenta propia y el autoempleo mediante cooperativas y sociedades laborales en la Comunidad.

-Las acciones formativas que establece la Ley 10/2010, de 7 de mayo, de acogida de las personas inmigradas y de las regresadas a Cataluña.

-La vivienda social.

-La renta garantizada de ciudadanía

-La obtención de la nacionalidad española.

-La homologación y convalidación tanto de títulos y estudios oficiales como del permiso de conducir.

El Plan de Ciudadanía y de las Migraciones contiene también medidas para el colectivo

La atención a los retornados forma parte también del Plan de Ciudadanía y de las Migraciones 2017-2020 elaborado por la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia de la Generalitat de Cataluña tras un proceso participativo en el que intervinieron 30 personas en representación de 170 instituciones y organizaciones del tejido asociativo y del mundo local y académico, que hicieron en total, más de 420 propuestas. Además, se recibieron aportaciones a través del portal Participa.gencat.cat, en el que se obtuvieron 45 respuestas al cuestionario y 121 propuestas concretas.

El Plan contiene 433 actuaciones, agrupadas en 44 programas organizados en cuatro ejes: interacción en una sociedad diversa y cohesionada; inclusión social de todas las personas con independencia de su origen; acogida e inclusión de las personas refugiadas que llegan a Cataluña; y gestión integral de las políticas de ciudadanía y de las migraciones.

Aunque el documento está lleno de medidas transversales susceptibles de beneficiar a los retornados, es en el eje dos donde se contemplan las líneas de actuación que pueden tener una relación más directa con este colectivo, a la par que con las personas inmigradas y retornadas: igualdad de oportunidades en el trabajo; éxito educativo de los hijos; inclusión social de colectivos vulnerables; y accesibilidad de los servicios públicos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *