La Comunidad Andaluza de Neuquén organizó una Misa Rociera

Contó con la participación de la Rondalla de la Asociación Española de la ciudad argentina

Procesión hacia la capilla con la imagen de la Virgen del Rocío.
Actuación de la Rondalla.

La Comunidad Andaluza de Neuquén organizó el pasado 27 de mayo, con la activa participación de la Rondalla de la Asociación Española de Neuquén que dirige el Maestro Pablo Sobrino, una Misa Rociera en la Capilla de las Hermanitas de los pobres.

Como ya es costumbre, la ceremonia se inició con la procesión de la Virgen del Rocío llevada en andas por varios romeros hasta su entrada en la Capilla del Hogar de Ancianos Hermanitas de los Pobres de Neuquén. La pequeña y encantadora imagen, precedida por el ‘simpecado’ (estandarte que lleva bordada la imagen de la Virgen) y porta un romero, entró acompañada de los vítores y glosas en su honor, que va creando el clima de emoción entre los fieles que ya estaban congregados en ella, y al entrar la recibieron de pie y con espontáneos aplausos.

Al comenzar la celebración se dio una breve explicación de la fiesta religiosa del Rocío, que se celebra en la Aldea de Almonte, provincia de Huelva, en la Comunidad de Andalucía, y que cuenta actualmente con 117 hermandades cuyos integrantes llegan de diferentes localidades, atravesando el parque de Doñana, entre marismas y pinos, cruzando el río Quema, hasta llegar a la Ermita.

Durante toda la ceremonia se guio la explicación de cada uno de los momentos más destacados antecediendo y, en cierta manera, anunciando en cada caso, la canción que interpretaba la Rondalla.

Finalmente, antes de concluir la Misa Rociera se alzaron las voces para los infaltables ‘vivas’ a la Blanca Paloma, la Reina de las Marismas, la Pastora o simplemente la Virgen del Rocío que fueron repetidas por todos los fieles que, por unos momentos participaron de la renovación de una tradición remota que emociona a propios y extraños.

Mientras, hacia el interior del Hogar de Ancianos, se vivió una misa distinta, cargada de fe y entusiasmo, que motivó, concluida la misma y por expreso pedido del celebrante, capellán del Hogar, el padre Juan Carlos Alfaya, un breve concierto extra de la Rondalla con varios temas de su repertorio que, con el buen criterio que caracteriza a su director, el maestro Pablo Sobrino, eligió obras de neta raíz andaluza.

Resta decir que las instalaciones estuvieron totalmente cubiertas por algunos internos, familiares, vecinos, el vicepresidente de la Asociación Española de Socorros Mutuos de Neuquén y otros miembros del consejo directivo, como así también feligreses que sin pertenecer a la comunidad española de Neuquén asisten con gusto a esta celebración.

Cada año crece la convocatoria y ello es más que auspicioso para la Comunidad Andaluza de Neuquén, organizadora de la Misa Rociera, entidad que agradece a la Asociación Española de Neuquén por la participación de su Rondalla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *