La colectividad gallega celebra el 25 de Julio en Montevideo

Los actos comenzaron el 24 en la Explanada Municipal y continuaron al día siguiente en el restaurante "La Sin Rival", el Patronato da Cultura y la Casa de Galicia

Los celebrantes en la Intendencia.
Dos de las hacedoras del festejo.
Baile y foliada en la Explanada Municipal.
Bailes de O Son da Ruxidoira.
Banda de gaitas de Casa de Galicia.
Conferencia en el Patronato por el Da de la Patria Gallega.
Conjunto de danza gallega Obradoiro de Casa de Galicia.
Escuela de danzas de Casa de Galicia.
O Son da Ruxidoira en Casa de Galicia.
Reunion en el Patronato por el Día da Patria Galega.
Walter Echenique presentó el festival en Casa de Galicia.
Ramón Valiñas y José Sánchez.
Eduardo Alonso recogió el premio “Castelao”.
Ofrenda floral ante el monumento a Rosalía de Castro.
Misa en gallego en la Catedral de Montevideo.

La colectividad gallega en Montevideo celebró por todo lo alto el Día de Galicia.

Los actos comenzaron la víspera, el 24 de julio, cuando más de un centenar de emigrantes y descendientes gallegos, además de uruguayos que no entendían lo que ocurría, coparon la Explanada del Municipio de Montevideo, adonde desplegaron banderas de Galicia, España y Uruguay, cantaron el himno y culminaron bailando al son de las gaitas.

Esta iniciativa tiene su historia en el colectivo gallego de Argentina, que se reunían a la misma hora que comenzaba la quema de la Catedral de Santiago, cinco horas antes, en el obelisco bonaerense, donde se celebran los triunfos deportivos.

En esta oportunidad, lo que celebraban es el orgullo de ser gallegos, demostrando con sus bailes, sus cantos y su cultura cómo eran aquellos viejos emigrantes que llegaron siglos atrás y los que aún hoy están vivos transmitiendo a sus hijos y nietos la idiosincrasia de “súa terriña”.

En Montevideo, fue Lorena Becco, que también se empeñó en hacer la muiñeira global el año pasado, la que comenzó a buscar adherentes para el 24 de julio a las 19 horas juntarse en un lugar público y allí celebrar el inicio del Día de Galicia.

A ella se sumaron varios más, entre los que estaba también Adriana Fernández, funcionaría de la delegación de la Xunta de Galicia en Montevideo, quienes comenzaron a convencer al colectivo gallego de la importancia de celebrar el inicio del Día de Galicia en la vía pública montevideana.

Lamentablemente no se pudo conseguir que la pantalla gigante del Gobierno uruguayo que está frente a la explanada municipal transmitiera en vivo la fiesta en la catedral de Santiago de Compostela, pero igualmente los organizadores y quienes acudieron a la cita se sintieron optimistas para el año que viene sí conseguirlo.

Segundos antes de las cero horas en Galicia, más de un centenar de emigrantes y descendientes comenzaron la cuenta regresiva hasta a las 19 horas de Uruguay, y empezaron con las gaitas de la colectividad a cantar el himno gallego.

Luego fueron las muiñeiras las que tomaron cuenta de la plaza y, bajo la réplica de la estatua de El David de Miguel Angel, una ronda de dos docenas de bailarines bailaron bajo la atenta mirada y aplausos de los presentes y quienes pasaban por el lugar.

La fiesta continuó en la fría noche del invierno de Montevideo, pero con el calor de la Galicia emigrante, con sus bailes y cánticos.

Tres reuniones distintas el día 25

Las celebraciones prosiguieron el 25 con tres reuniones distintas: un encuentro en restaurante organizado por AEGU; en el Patronato da Cultura Galega, donde se celebró el día de la Patria con historia, canto y queimada; y en Casa de Galicia, donde sus cuerpos de baile y música desplegaron todo su aprendizaje ante un emocionado auditorio.

La celebración del Día de Galicia este jueves 25 de julio es el fiel reflejo de cómo está la colectividad asociativa de la emigración gallega en Montevideo, dividida en más de una docena de instituciones.

Desde las 18.30 horas hasta la medianoche, fueron tres lugares que concentraron a quienes deseaban celebrar el día del Apóstol. La primera reunión se realizó en el restaurante La Sin Rival, donde, organizada por la Asociación de Empresarios Gallegos del Uruguay con un menú de empanadas, vino y refresco, se unieron en una noche de confraternidad a celebrar todos juntos.

Media hora más tarde, en la sede del Patronato da Cultura Galega, se celebró el Día de la Patria, donde su presidenta, Ana Lorenzo, agradeció la presencia de una sala llena, para luego dar paso a María del Carmen Lorenzo, quién explicó la importancia para la institución y cu-ando fue que se instituyó el día del Apóstol Santiago como el “Día de la Patria Gallega”.

La fiesta culminó con la actuación del Coro dirigido por Francisco Antelo y una queimada con rosquitas, que posibilitó a todos los asistentes a retirarse con la alegría de haber celebrado y “ben quentiños” para enfrentar la gélida noche montevideana.

La tercera celebración de la noche fue en el salón de fiestas de Casa de Galicia, donde se presentaron todos los elencos artísticos gallegos de la institución bajo el hilo conductor de Walter Echenique, quien fue desarrollando la historia gallega de ambas márgenes del Atlántico, donde no faltó el recuerdo del gaiteiro mayor de la institución ya fallecido, Pichel, que ha dejado un buen número de alumnos por todo el país.

Justamente, el director de la banda de gaitas, Carlos González, y de percusión, Daniel Bonjour, fueron algunos de ellos. También actuaron además la escuela de danzas dirigida por Milagros García, el grupo de danzas gallegas “Obradoiro”, dirigido por Ramón Álvarez y la coral “O son da ruxidoira”, que dirige Lorena Becco.

El evento fue organizado por la comisión de cultura, y destacaban, entre los más de medio centenar de artistas sobre el escenario, dos músicos: el gaitero Ramón Valiñas, con sus 82 años, y José Sánchez con su acordeón, que cumplió en abril 97 años, y siguen dando el ejemplo a los jóvenes concurriendo todos los viernes a alegrar a los residentes del Hogar Español, organizando allí sus cumpleaños y reuniones bailables.

Acto en la Plaza de Galicia, misa en gallego y “xantar de irmandade”

La celebración del Mes de Galicia en Montevideo culminó con tres actos celebrados el domingo 28 de julio y organizados por la Federación de Sociedades Gallegas y el Patronato da Cultura Galega.

El primero fue un homenaje frente al busto de Rosalía de Castro situado en la Plaza de Galicia. Se dieron citas numerosas directivos de las entidades. Luego se celebró la tradicional misa en gallego en la Catedral a la que acudieron más de un centenar de personas.

La jornada finalizó con el “xantar de irmandade” que reunió a cientos de personas en el Club Bergantiños y durante el cual se entregó la distinción “Castelao” al emigrante ourensano Eduardo Alonso.

 

UN comentario en “La colectividad gallega celebra el 25 de Julio en Montevideo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *