La colectividad española en Cuba festejó el Día Internacional del Migrante

El acto estuvo presidido por el embajador y durante el mismo se entregó el Diploma de Honor al Emigrante Distinguido a siete españoles residentes en la Isla

Los emigrantes galardonados.
Nuria Reigosa; María Antonia Rabanillo; Juan Fernández Trigo y Rafael Garbajosa.
Actuación de la Rondalla Canaria.
Matutina Fernández Cuervo (derecha) recibió el diploma de manos de María Antonia Rabanillo.
Juan Andrés Blanco le entregó el diploma a María Isabel González Oliveros.
Rafael Garbajosa, izquierda, le entregó el premio a José Sevil Álvarez.
Julio Santamarina entregó el diploma de Delegado de Honor de la FSEC a título póstumo a Carmelo González al nuevo presidente de la ACC, Lázaro Rivero (sentado).
Intervención del embajador.

El acto central por el Día Internacional del Migrante se celebró en La Habana el pasado 18 de diciembre presidido por el embajador de España en Cuba, Juan Fernández Trigo.

La actividad fue organizada por el Consejo de Residentes Españoles en Cuba (CRE) que preside, tras el fallecimiento de Carmelo González, María Antonia Rabanillo y tuvo lugar en el salón de actos de la Asociación Canaria de Cuba ‘Leonor Pérez Cabrera (ACC) con la asistencia de una numerosa representación de la comunidad española en la capital cubana y de sus comunidades.

Entre las personalidades invitadas se encontraban Nuria Reigosa, ministra consejera de la Embajada de España en Cuba; Rafael Garbajosa, por la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Julio Santamarina, presidente de la Federación de Sociedades Españolas en Cuba (FSEC); Lázaro Rivero, presidente de la ACC, y el profesor Juan Andrés Blanco, director de la UNED de Zamora, entre otros.

Galardonados

Una vez interpretados los himnos de Cuba y de España el acto se inició con la entrega del Diploma de Honor al Emigrante Distinguido, otorgado “en reconocimiento a la labor realizada para conservar dignamente las raíces culturales e históricas de procedencia y por su activa integración a la sociedad cubana”. Los premiados en esta ocasión fueron:

Matutina Fernández Cuervo (Asturias 1938). Emigró a Cuba a los 14 años de edad. Jubilada. Miembro de la Junta Directiva del Club Luarqués.

María Isabel González Oliveros (Aragón). Emigró a Cuba en 1954. Ocupó el cargo de secretaria (2011) y posteriormente el de presidenta (2015) de la Sociedad Aragonesa de Beneficencia.

José Sevil Álvarez (Madrid). Emigró a Cuba en 1963. Jubilado. Fue ingeniero principal en los astilleros de La Habana. Asociado al Comité Gestor Madrileño en la Isla.

Benedicta Ferrería Castaño (Asturias 1932). Emigró a Cuba en 1951. Miembro de la Sociedad de Vegadeo desde hace 66 años. Integra la Junta Directiva desde hace 45 años y presidenta desde hace 21.

Isabela Vico García (Cataluña). Tiene 96 años. Por razones políticas emigró a los 14 años junto a su familia a Francia, Estados Unidos y Cuba. Es asociada de la Sociedad de Beneficencia ‘Naturales de Cataluña’.

Nacor Vicente Sáez (Castilla y León 1935). Emigrante en Cuba. Jubilado. Ingeniero Químico. Asociado a la Colonia Salmantina de Cuba.

Rafael Morante Boyerizo (Madrid 1931). Emigró a Cuba en 1940. Destacado diseñador gráfico. Posee las distinciones ‘Por la Cultura Nacional’, ‘Maestro de Juventudes’ y el Premio Nacional de Diseño, entre otras. Asociado al Comité Gestor Madrileño en la Isla.

Los altos reconocimientos fueron entregados a los emigrantes por las personalidades invitadas. En el caso de los últimos cuatro, que no pudieron estar presentes en la ceremonia, fueron representados por sus familiares o por los presidentes de sus sociedades.

Discursos

A continuación, la presidenta del CRE, María Antonia Rabanillo, pronunció las palabras alusivas a la fecha y un recuento histórico sobre la emigración española a la Isla hasta su desaparición a finales de la década de los años 50 del siglo pasado. Felicitó a los emigrantes, especialmente a los premiados, por ser: “Símbolo de la familia que crearon, por el aporte al desarrollo del país que los acogió y, sobre todo, por el amor a su terruño y por enseñarnos a querer y mantener vivas las tradiciones”. Hubo, asimismo, un recuerdo emocionado para Carmelo González Acosta, destacando su amor por Canarias, por España y por Cuba; su liderazgo en el movimiento asociativo y en el CRE. “Carmelo, en este Día del Emigrante que hoy conmemoramos, no vamos a pedir para ti silencio, sino el aplauso que la obra de tu vida merece”, finalizó María Antonia Rabanillo que fue secundada con una cerrada ovación.

“Para mí es una especial satisfacción, como bisnieto de emigrante a Cuba, el poder dirigirme a todos ustedes en un día como hoy”, afirmó el embajador español Juan Fernández Trigo. El diplomático tuvo palabras de reconocimiento para aquellos que tuvieron que salir de España buscando una vida mejor. “Tenemos una deuda con todos ustedes”, dijo, recordando que “buena parte del crecimiento y del bienestar que tiene España hoy día se ha fundado en esa emigración”.

Se refirió también a las complicaciones de la emigración en las sociedades modernas e hizo referencia a la reciente aprobación por Naciones Unidas del Pacto Mundial sobre las Migraciones, así como de los objetivos que se propone.

“Yo no quiero dejar de reconocer que aún queda mucho por hacer. La Administración española está trabajando en distintos aspectos, en el caso de Cuba, cierto reconocimiento a las sociedades como esta, que en el fondo son una forma de reacción hacia las dificultades que en su momento tuvo la emigración, es una forma de unirse ante la adversidad y de esa forma protegerse, y por lo tanto nosotros consideramos que las sociedades deben ser protegidas y tenemos que luchar para que así suceda”.

Enfatizó en la necesidad de acabar con el voto rogado para conseguir una mayor participación de los emigrantes en todo lo que es la decisión de las cosas que son importantes para España a través de las elecciones.

Fernández Trigo finalizó asegurando que “por último quisiera decir también que nosotros estamos empeñados en mejorar lo que es la política asistencial, no solo a las sociedades, sino también a los particulares” para terminar con un recuerdo a Carmelo González y deseando una feliz Navidad a todos los asistentes.

Homenaje a Carmelo González

Durante el acto se proyectó un audiovisual sobre Carmelo González y a continuación, Julio Santamarina, titular de la Federación Española (FSEC) entregó al presidente de la ACC ‘Leonor Pérez Cabrera’, Lázaro Rivero, el título de Delegado de Honor otorgado a Carmelo González Acosta con carácter póstumo por “los méritos acumulados en su extensa vida asociativa, dentro de la colectividad canaria y española en general”.

El momento cultural contó con las actuaciones de la Rondalla Canaria del profesor Marcos Prieto y tres solistas del conjunto Opera de la Calle, las sopranos Laura Azorena y Lucía Destrabe, y el tenor Leonel González que se presentaron con un amplio repertorio de momentos antológicos de zarzuelas españolas, (‘La tabernera del puerto’, ‘El niño judío’) cubanas (‘Cecilia Valdés’, ‘María La O’) y operetas (‘La viuda alegre’), entre otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *