La ciudad brasileña de Curitiba celebró el Día de Aragón

Más de 200 personas acudieron al evento organizado por la Asociación de los Amigos de Aragón, que cumple 25 años de existencia

Los miembros del Grupo Raza Aragonesa.
El presidente de la Asociación, Saturnino Henando Gordo.
Directiva de la entidad.
Los encargados de la comida.

Pocos son los aragoneses de origen que residen en la ciudad brasileña de Curitiba, pero muchos son los curitibanos y españoles que adoptaron Aragón como su tierra de origen.

La Asociación de los Amigos de Aragón cumple 25 años de existencia y nació por la necesidad que tuvo el Grupo Folclórico Raza Aragonesa, que cuenta con 36 años de existencia, de estar más unido a Aragón. “Hay un antes y un después de la creación de la Asociación. Todo tuvo más sentido cuando Aragón reconoció nuestro trabajo”, cuenta el presidente Saturnino Hernando.

Hoy, el grupo cuenta con más de 60 integrantes que aman a Aragón y luchan por mantener viva la jota aragonesa en Brasil. Bajo la dirección de Blanca Hernando Barco desde el inicio, el grupo cuenta hoy con colaboradores como la bailaora Maureen Lucia Nascimento, quien desde muy joven se enamoró de la jota y hoy es la responsable de enseñar a los pequeños de 5 años.

Conmemorar el Día de Aragón en Brasil tiene un sabor especial. El presidente de la Asociación de los Amigos de Aragón, Saturnino Hernando Gordo, socio fundador y principal pilar de la Asociación, tiene motivos de sobra para estar feliz: “Conseguí que Brasil tuviera el único Grupo de Folclore Aragonés, algo nada común por estas tierras donde están acostumbrados a ver sólo el flamenco, y fundar también la Asociación de los Amigos de Aragón en Brasil”.

La fiesta contó la presencia de más de 200 personas que pudieron saborear un exquisito lomo con pimientos elaborado por un grupo de colaboradores dirigidos por María Blanca Barco, esposa del presidente.

Después de la comida, el presidente de la Asociación habló de la importancia de celebrar el día de la Comunidad Autonóma de Aragón tan lejos de esa tierra y de cómo fiestas de este estilo acercan a la juventud de Aragón. También afirmó que para mantener las tradiciones hace falta ofrecer algo a la juventud y por eso siempre luchó por mantener un grupo folclórico, convencido de que es la juventud quien mantiene la Asociación viva.

El homenaje este año fue para Pilar Montull, de 84 ãnos y natural de Sena, Huesca, y que lleva en Curitiba 57 años. Fue muy emocionante cuando subió al escenario arropada por el Grupo Folclórico y todos juntos escucharon el Himno de Aragón.

El Grupo Raza Aragonesa ha estado en tres ocasiones actuando en la Plaza del Pilar en Zaragoza con los Grupos Semblante Aragonés y con Nobleza Baturra.

Para su directora, Blanca Hernando Barco, el mayor desafió hoy en día es conseguir que el grupo de niños y adolescentes no abandonen la Asociación. “No quiero hacer de ellos unos bailarines profesionales, quiero solo ponerles la semilla de España, acercarles más a la realidad de España, hacerles comprender el porqué hacemos parte de un grupo folclórico y, sobre todo, que entiendan que no somos nadie si no sabemos de nuestros orígenes, de nuestras tradiciones.

Es una tarea muy difícil, especialmente en una sociedad que le ofrece a los niños muchas más oportunidades de entretenimiento.

El Grupo es muy solicitado para bailar en diversos certámenes, ya que en la ciudad existen más de 30 grupos folclóricos de distintas nacionalidades. También participa en el Festival Folclórico de Paraná.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *