La Agrupación Mallorca de San Pedro, en Argentina, celebró el Día de las Islas Baleares

A los actos festivos acudió el embajador de España en el país

Javier Sandomingo se dirige a los asistentes al acto.
Actuación de Ensamble Mallorca.
Las autoridades presentes.
El embajador en la sede mallorquina junto a los pequeños bailarines.

La mañana del pasado 18 de marzo se inició lluviosa en “la más mallorquina de las tierras argentinas”, donde los laboriosos integrantes de la Agrupación Mallorca de San Pedro, en Argentina, afinaban los últimos detalles para la que sería una jornada inolvidable. Celebrar el Día de las Islas Baleares fue la motivación para que la comunidad sampedrina reciba una importante delegación española que acompañaría los actos festivos, y que estaría presidida por el embajador de España en la Argentina, Javier Sandomingo Núñez.

Todo sucedió según lo planeado y la bellísima sala de la Biblioteca Popular ‘Rafael Obligado’ comenzó a recibir, con la Reina Aldana Bellesi González y el pequeño bailarín Felipe Crivelli como anfitriones, a una nutrida concurrencia conformada por nativos de baleares, descendientes, representantes de colectividades e instituciones amigas, directivos de centros baleares y españoles de Argentina, autoridades ejecutivas y legislativas, entre otros asistentes, quienes degustaron la típica sobrasada mallorquina.

Mientras esto sucedía en la planta urbana, el presidente de la Agrupación Mallorca, Gustavo González Truyols, junto a Cati Cobas, el presidente de Federación de Sociedades Españolas de Argentina (Fedespa), José María Vila Alén, y al directivo del Club Español, Benito Blanco, recibían en el acceso a la ciudad a los consejeros David Izquierdo de Ortiz de Zárate y José Luis Mira Lema y emprendían la visita de las quintas rurales pertenecientes a las tradicionales familias mallorquinas de la ciudad.

Poco después de que las campanas de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Socorro tocaran las doce, el embajador ingresó al recinto para dar inicio al acto protocolar. Escoltaban el escenario las banderas de Argentina, España y las Islas Baleares. Tras las palabras de bienvenida por Silvia Rigo y Beatriz Vidal se entonaron los himnos nacionales y se sucedieron los discursos oficiales que contextualizaron la reunión y resaltaron la actividad que la Agrupación Mallorca realiza en la comunidad y su modelo de gestión, que representa para las autoridades diplomáticas y federativas un ejemplo para el asociacionismo español en la Argentina.

Clausuró el momento de los discursos el embajador agradeciendo la calurosa acogida y manifestando su entusiasmo al visitar estas tierras con sabor y olor a Mallorca. Seguidamente, con un sol ya resplandeciente sobre el Paraná, el ‘Ensamble Mallorca’, grupo musical tradicional único en su género en la comunidad balear en el exterior, puso melodía de jota, fandango y bolero cautivando a todo el atento auditorio.

Regalos

Antes de partir a la sede social mallorquina, el embajador recibió de parte del Municipio la declaratoria de Huésped de Honor y un típico cuchillo criollo con el escudo de la ciudad, al mismo tiempo que de manos de la Sociedad Española local se hizo acreedor de un bellísimo mate argentino. También le entregaron un poemario del escritor sampedrino Aníbal de Antón y lo invitaron a firma el Libro de Oro de la centenaria biblioteca, donde se conservan las firmas de los ilustres visitantes.
Tras un breve recorrido por el casco histórico y la costanera, bajo la ilustración de una guía local, la comitiva en pleno arribó a la sede social de la Agrupación Mallorca donde en el Salón ‘Miguel Bordoy’ le esperaban casi dos centenares de socios y amigos que aguardaban festivos su llegada. Allí se sucedieron momentos que difícilmente pueden describirse con palabras, pero si podemos asegurar que todos los presentes atesorarán por largo tiempo.

La actuación estelar del ballet flamenco ‘Diquela’, oriundo de la ciudad santafesina de Firmat, otorgó un brilló especial que se potenció con la presentación del ‘ball de bot’ a cargo de los grupos ‘Fent Polseguera’ y ‘Pettitons’. El cantante Mariano Sagrera puso ritmo y baile a la reunión que finalizó con la entrega de presentes representativos de la colectividad a todos los visitantes.

La jornada llegó a su fin cumpliendo con el objetivo de hermanarnos en las raíces para fortalecernos como comunidad que quiere conservar y promulgar su cultura y sus tradiciones, innovando en sus propuestas y motivando la unidad de las instituciones españolas de la Argentina.

La Comisión Directiva, encabezada por su presidente, y el Equipo de Diada, conformado especialmente bajo la coordinación de Juan Manuel Gomila, junto al extenso grupo de voluntarios son merecedores de felicitación y agradecimiento por llevar adelante con éxito esta celebración de la Diada Balear.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *