IU Exterior critica los planes de retorno realizados por las administraciones

Los considera selectivos, tardíos, de alcance limitado y carentes de estudios previos

La federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) presentó el pasado 5 de octubre el documento Retorno: una perspectiva desde la emigración en el que critica los planes de retorno realizados por las diferentes administraciones.

De entrada, para IU “ni las estadísticas indican que se esté produciendo un proceso de retorno generalizado, ni las condiciones socioeconómicas que propiciaron la emigración española han cambiado”.

La federación de IU en el Exterior detecta una serie de problemas por los cuales los llamados planes de retorno no han funcionado. Por un lado señalan que “han tenido un alcance muy limitado, como demuestran experiencias locales como el plan de retorno del Ayuntamiento de Valladolid. El programa solo facilitó el retorno de 17 personas, un número anecdótico para una ciudad de más de 300.000 habitantes”. IU Exterior considera, además, que estos planes han sido tardíos y que han tenido “un fuerte componente de retorno selectivo”, puesto que se han dirigido a personas “jóvenes, con un nivel de formación alto y con voluntad de emprender”. Sin embargo, para la federación “hay muchos más perfiles de personas que desearían retornar”. Además, los mismos han estado mayoritariamente limitados a ayudas económicas y basados en las inscripciones consulares. “Esto es un problema si tenemos en cuenta que muchas de las personas que viven en el exterior no se inscriben en este tipo de censos”, aseguran en el documento.

Por otro lado, señalan que “pocos planes han partido de la realización previa de estudios acerca de la situación de la emigración y sus demandas” y “la mayor parte de los planes se han publicitado en las páginas web y tablones de anuncios de ayuntamientos y consejerías; no en los consulados o en los lugares, asociaciones y colectivos de referencia para la emigración en el exterior”, expone la federación de IU en el Exterior.

El documento presenta una serie de propuestas sobre los planes de retorno que deben comenzar con la realización previa de estudios sobre los emigrantes y las medidas que deamandan para retornar. Algunas de las medidas que proponen son, desde facilitar la convalidación de títulos y el reconocimiento de la formación y experiencia en el extranjero, hasta acciones de acompañamiento para garantizar la integración de los hijos. Por otro lado, proponen el cambio de modelo productivo hacia uno basado en la inversión pública que favorezca la repoblación ligada al retorno.

Otras medidas hacia los emigrantes serían el reforzamiento de los hermanamientos entre ciudades o países; la promoción de campamentos de intercambio para descendientes de emigrantes; el fomento de talleres y cursos de idiomas; o el proyecto “embajadoras”, por el que voluntarios acompañan en el periodo de asentamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *