Feijóo resalta la Constitución española como defensa de la “identidad propia” de Galicia

En el acto oficial de entrega de las Medallas por el Día de la Comunidad a tres presidentes del Tribunal Constitucional de origen gallego

Alberto Núñez Feijóo, con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda (derecha) y los premiados con la Medalla de Galicia.

La entrega de las Medallas de Galicia y la misa con la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago fueron, un año más, los actos centrales del Día de la Comunidad, que se celebra el 25 de julio. En la víspera de la festividad, el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, entregó las Medallas de Galicia de 2018, en su categoría de Oro, a tres presidentes del Tribunal Constitucional (TC) de origen gallego: María Emilia Casas Baamonde, Juan José González Rivas y Álvaro Rodríguez Bereijo.

En el evento, celebrado en la Cidade da Cultura y que se convirtió en un acto en reivindicación de la Constitución, el presidente de la Xunta ensalzó la Carta Magna española como defensa de la “identidad propia” de Galicia y su “autonomía para participar en el Estado”, en una Carta Magna que “está impregnada también de un constitucionalismo gallego”. Núñez Feijóo mencionó en su discurso la “feliz recuperación del Pórtico de la Gloria” y el “Pórtico político de Galicia” que se abrió en 1981 con la autonomía gallega, para manifestar que “ni los valores artísticos que expresa el Pórtico ni los principios que recoge la Constitución son ajenos a la necesidad de posibles mejoras y adaptaciones”.

Al término de su intervención, el presidente del Ejecutivo autonómico tuvo palabras de recuerdo para las víctimas del accidente de tren ocurrido hace cinco años: “Galicia seguirá teniendo siempre presente a las víctimas de Angrois y no se sentirá reconfortada hasta que el trabajo judicial termine y aclare qué pasó y cuáles fueron todas las causas”.

El accidente de Angrois

Precisamente, las víctimas del accidente y sus familiares pidieron dimisiones y ceses en la concentración que realizan cada año en el aniversario de la tragedia que se llevó por delante la vida de 80 personas. Además, denunciaron que sigue sin haber sistema de control automático de velocidad, pese a que debería estar funcionando desde hace más de un año. Finalmente, cabe señalar que se ha puesto en marcha en el Congreso de los Diputados una comisión de investigación sobre el accidentes.

Por otro lado, el mismo Día de Galicia tuvo lugar la ceremonia de la Ofrenda Nacional al Apóstol en la Catedral de Santiago presidida por el arzobispo, Julián Barrio. En la conmemoración, que se realiza cada 25 de julio desde el año 1643, el presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices, ejerció como delegado regio y abogó por una España de concordia que acomode todas las sensibilidades, apelando a que “la diversidad ideológica, cultural, lingüística, económica, histórica o de género sean siempre factores de enriquecimiento y jamás de ruptura o enfrentamiento entre iguales diversidad política”. Además, el presidente del Parlamento gallego pidió disculpas por la corrupción política.

Otras celebraciones

Ya por la tarde, el titular de la Xunta asistió, acompañado por miembros del Gobierno gallego, al aniversario de la celebración de la primera misa en gallego en recuerdo de Rosalía de Castro, como cierre de los actos oficiales del Día de Galicia.

Los partidos políticos también organizaron eventos por esta festividad. Las formaciones integradas en En Marea mostraron su división con cuatro actos diferentes, el de los oficialistas y los de Anova, Esquerda Unida y Podemos. Mientras que el PSdeG-PSOE enarboló los estandartes del galleguismo y el federalismo en su tradicional reunión en Rianxo con su líder Gonzalo Caballero al frente, acompañado del expresidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño. Finalmente, el BNG repitió escenario en la plaza de la Quintana de Santiago para reivindicar nuevamente la autodeterminación de Galicia, tras un recorrido por las calles del casco viejo de la capital.

 

Funeral institucional por Fernández Albor

La Catedral de Santiago acogió el pasado 23 de julio el funeral institucional para dar el último adiós al expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor. A la misa acudieron, entre otras personalidades, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y sus antecesores Emilio Pérez Touriño y Fernando González Laxe, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, o el presidente del PP, Pablo Casado; además de la familia del fallecido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *