El socialista Pedro Sánchez, elegido presidente del Gobierno en sustitución de Mariano Rajoy

A través de una moción de censura apoyada por los grupos independentistas, el PNV y Unidos Podemos

El grupo parlamentario socialista aplaude a su líder, Pedro Sánchez, en un momento del debate de la moción de censura.
El nuevo presidente, Pedro Sánchez, recibe la felicitación del saliente, Mariano Rajoy, tras la votación de la moción de censura en el Congreso.
El nuevo presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, toma posesión del cargo ante el Rey Felipe VI, el presidente saliente Mariano Rajoy y otras autoridades.
Pedro Sánchez, en un momento de su intervención en el debate de la moción de censura.

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó el 1 de junio la moción de censura del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) contra el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, por la cual le sustituye en el cargo Pedro Sánchez, secretario general del partido proponente, que obtuvo así la confianza de la Cámara y fue nombrado, posteriormente, por el Rey Felipe VI, ante quien tomó posesión del cargo el día 2 en un acto sin Biblia ni crucifijo, por primera vez en la democracia española. La moción había sido presentada una semana antes, el 25 de mayo, tras conocerse la sentencia del primer juicio relacionado con el caso Gürtel.

Sánchez se convirtió así en el séptimo presidente del Gobierno de la democracia y el primero que llega al cargo tras triunfar una moción de censura, en el cuarto intento después de la de Felipe González (PSOE) a Adolfo Suárez (UCD) en 1980, la de Antonio Hernández Mancha (AP) contra González (PSOE) en 1987 y la de Pablo Iglesias (Unidos Podemos) contra Mariano Rajoy (PP) en junio de 2017. Además, es el primero también que toma el poder sin ser parlamentario: ni diputado ni senador. Puesto que decidió dejar su escaño en el Congreso en octubre de 2016 cuando el PSOE colaboró con el PP en la investidura de Mariano Rajoy absteniéndose en la votación.

Además, su partido no ganó las elecciones y será la primera vez que el grupo parlamentario que corresponde al Gobierno no es el mayoritario en la Cámara, donde el PSOE solo cuenta con 84 escaños, la cifra más baja de su historia.

Debate y votación

En la moción de censura Pedro Sánchez logró 180 votos a favor, provenientes del PSOE (85 -incluido el del diputado coaligado de Nueva Canarias-), los 71 de Unidos Podemos (UP), 9 de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), 8 del Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT), 5 del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y 2 de Eh Bildu. Hubo 169 diputados que se pronunciaron en contra: los 137 del Partido Popular (PP) y los 32 de Ciudadanos (C’s) y se registró una abstención, de la diputada de Coalición Canaria (CC).

Durante el debate, el candidato evitó cualquier referencia a la convocatoria de elecciones y se comprometió a gobernar con los Presupuestos Generales del Estado promovidos por el PP, para garantizarse el apoyo del PNV, y a dialogar con el nuevo Gobierno de Cataluña, para contar con el respaldo de los partidos independentistas. El líder de UP, Pablo Iglesias, le propuso gobernar en coalición sin obtener respuesta de Sánchez; mientras que Albert Rivera (C’s) criticó que el PSOE se apoyara en los soberanistas y defendió que lo mejor era escuchar la voz de los españoles convocando elecciones.

El mayor enfrentamiento se produjo con el hasta entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien Sánchez y su partido pidieron repetidamente que dimitiera por la sentencia del primer juicio de Gürtel y terminara con la incertidumbre, centrando sus intervenciones en los casos de corrupción que afectan al PP.

Rajoy aseguró que la sentencia condena a militantes del PP y “no condena penalmente al PP sino civilmente como partícipe a título lucrativo por una acción que, como dice la sentencia, el PP desconocía”. Además de preguntar al candidato, a quien acusó de no tener proyecto, qué hará cuando condenen a cargos de su partido por corrupción. Igualmente, denunció la incoherencia de Sánchez por querer gobernar sin haber ganado nunca unas elecciones y por valerse de los independentistas o gobernar con los Presupuestos del PP cuando había criticado ambas opciones.

No hubo dimisión

Por último, Rajoy se negó a dimitir y antes de que se votara la moción, consciente ya de su derrota, aseguró: “ha sido un honor ser presidente del Gobierno de España y haber dejado una España mejor que la que encontré”.

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que es consciente de la responsabilidad que asume y del momento político “tan complejo” y que asumirá todos los desafíos que tiene el país “con voluntad, entrega y determinación”, así como desde el consenso. En declaraciones en los pasillos del Congreso, tras triunfar la moción de censura presentada por su partido, Sánchez aseguró que además de ser “plenamente consciente” de los retos que tiene por delante, pretende “transformar y modernizar” el país, como considera que siempre han hecho los gobiernos socialistas.

En segundo lugar, se centrará en atender las “urgencias sociales” de mucha gente que sufre “precariedad y desigualdad”. Todo eso, “desde el consenso y con mucha humildad”, afirmó Sánchez, quien también comprometió “mucha capacidad de trabajo” y reiteró su “entrega” en su nueva tarea como presidente porque “es lo que merece el país”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *