El secretario da Emigración lleva el apoyo de la Xunta a los jóvenes y entidades gallegas en Montevideo

Rodríguez Miranda entregó las ‘compostelas’, explicó las medidas a favor del retorno a Galicia y las Bolsas Excelencia Mocidade Exterior, ofreció una charla organizada por AEGU y estuvo con beneficiarios del programa Reencontros na terra

Autoridades junto a los jóvenes que recibieron sus ‘compostelas’.
Charla organizada por AEGU.
Con una de las jóvenes que recibió la 'compostela'.

Encuentros con emigrantes que llevaban años sin regresar a Galicia, con los jóvenes que hicieron el Camino de Santiago por primera vez, la inauguración de moderno equipo médico en Casa de Galicia y la visita a la sede de la Unión Hijos de Morgadanes que celebra este mes sus primeros cien años de vida, fueron algunas de las actividades que el secretario xeral da Emigración de la Xunta de Galicia realizó en Montevideo junto al delegado de la Xunta para Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro.

La mañana del pasado 7 de septiembre, junto al consejero de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en Uruguay, Benito Díez Arce, el secretario da Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, iniciaba un derrotero que lo llevó por segunda vez en este año a encontrarse directamente con directivos y socios de las instituciones gallegas, además de muchos emigrantes y descendientes que no participan en ellas pero que residen en Montevideo.

Miranda fue especialmente invitado por Casa de Galicia, una de las mutualidades de origen gallego más relevantes de la capital uruguaya, para la inauguración en la policlínica Lugo de un equipo de resonancia magnética pionero en Latinoamérica. El aparato de alta precisión, que prestará servicio a usuarios de todo el sistema de salud, tanto de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) como del mutualismo, es única en el Uruguay y permitirá ofrecer un diagnóstico más preciso sobre las dolencias de la columna vertebral, y especialmente en la zona lumbar, toda vez que permite su análisis cuando el paciente está de pie, que es cuando mejor se perciben.

Allí se enteraría junto al resto de los asistentes, que el presidente actual de Casa de Galicia, Manuel Ramos, dejará tras once años de actuar al frente de la institución su cargo para dar lugar a un nuevo presidente en las elecciones de fin de mes.

Luego en un encuentro privado junto a la directiva, Miranda calificó a Ramos como “una persona que ha sabido afrontar incluso, supongo, con sufrimiento personal muchas veces, las dificultades que ha tenido esta casa”, alabando también al equipo que siempre ha tenido a su lado, agradeciendo en forma puntual con un obsequio que representa a Galicia, una vieira hecha por artesanos santiagueses.

Ramos lo agradeció y se fundió en un abrazo con Rodríguez Miranda a quién le agradeció, pero aclaró que “aquí el esfuerzo ha sido de todo el personal, directivos, dirección técnica” porque “en estas instituciones tenemos que tratar de sumar, tratar de llevar las cosas de la mejor manera y hacer lo posible para, entre todos, buscar las soluciones”.

Este encuentro emotivo se registró luego que el secretario xeral y el delegado de la Xunta, acompañados por el consejero Benito Díez Arce, visitaran la sede del club Unión Hijos de Morgadanes que este mes está festejando su centenario. Su presidente, Roberto Pérez Burgo, recibió de manos de Miranda un regalo conmemorativo por los primeros cien años de vida de este club que fue el único en Uruguay que construyó una escuela en el siglo pasado en su comarca como forma de ayudar a los niños gallegos a que no padecieran los trabajos que ellos sufrían en estas tierras.

El nuevo camino de la emigración

Miranda y Dobarro, en esta ocasión acompañados además de por Benito Díez Arce, también por la presidenta de empresarios gallegos, Elvira Domínguez, el presidente de la Asociación Amigos del Camino de Santiago, Jorge Torres y en representación de la Embajada española por el ministro consejero Ignacio Aguirre de Cárcer, entregaron las ‘compostelas’ a los treinta jóvenes descendientes de gallegos que han realizado este año parte del Camino de Santiago con el programa Conecta con Galicia.

Una de las más jóvenes, Micaela Fernández, confesó que “conocí lo que mis abuelos me hablaban desde chiquita” y emocionada agregó que “lo pude vivir en directo”.

Mientras tanto, Emiliana Alonso, una joven estudiante de medicina nieta del secretario del Centro Pontevedrés, Eduardo Alonso, explicaba que “conocimos gente de todos lados y continuamos con esa amistad porque tenemos muchas cosas en común”.

También experimentó, como muchos de sus compañeros, que “allí pensábamos que nuestros abuelos estuvieron recorriendo, como nosotros hoy, estos mismos lugares hace más de sesenta años”.

Por otro lado, al mediodía, el secretario da Emigración también mantuvo una reunión con 27 beneficiarios del programa Reencontros na terra que en pocos días partirán hacia Galicia gracias a este programa desarrollado por la Secretaría Xeral.

Facilitar el retorno

Miranda también tuvo la oportunidad de participar en el ciclo de charlas que organiza AEGU en el teatro del Centro Cultural de España, donde además de hablar un poco de su experiencia de vida, también informó a un auditorio repleto de empresarios emigrantes y descendientes gallegos, también muchos estudiantes, que pudieron conocer los planes que la Xunta de Galicia ha diseñado para el retorno de sus ciudadanos esparcidos en la diáspora.

Allí habló sobre las Bolsas Excelencia Mocidade Exterior (BEME), los incentivos para retener el talento investigador y las becas para cursar un ciclo superior de Formación Profesional, que están recogidos en la Estratexia Retorna 2020.

El secretario xeral da Emigración también expuso las posibilidades que Galicia ofrece para potenciar el talento emprendedor, tanto a nivel de creación de empresas, como es el caso de las ayudas al retornado emprendedor (cuyo plazo aún está abierto), como de fomento de la contratación de trabajadores procedentes del exterior, a través de las medidas puestas en marcha por las diferentes consellerías e incluidas en la Estratexia Retorna 2020.

Precisamente, al terminar la sesión, Miranda, acompañado por el delegado de la Xunta, Alejandro López Dobarro, y el consejero de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de la Embajada de España, Benito Díez Arce, mantuvo un encuentro con los participantes en la segunda convocatoria de las BEME procedentes de Uruguay a los que animó a aprovechar la oportunidad que les brinda la Xunta para completar su formación a través de un máster en una universidad pública de Galicia gracias a ayudas que oscilan entre los 7.000 y los 11.475 euros en función de la duración de los estudios.

Finalmente cabe destacar que Miranda y López Dobarro, también participaron de la inauguración del pabellón español en la feria rural más importante del Uruguay que se realiza desde hace 113 años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *