El secretario da Emigración apuesta por un sistema ágil, seguro y transparente para el voto exterior, pero no la vuelta al procedimiento anterior

Rodríguez Miranda inició su visita de dos días a Montevideo con sendas reuniones con el CRE y la nueva directiva de Casa de Galicia, y con la inauguración de una muestra sobre el cineasta de la emigración Manuel Aris

En el centro, Rodríguez Miranda, Jorge Torres y Alejandro López Dobarro en la reunión con el CRE de Montevideo.
Reunión con la directiva de Casa de Galicia y los arquitectos encargados de la ampliación de la entidad.
Presentación en el Patronato da Cultura Galega.
Ana Lorenzo, Xan Leira, Antonio Rodríguez Miranda y familiares de Manuel Aris.

Con sendas reuniones de trabajo con la directiva de Casa de Galicia, que presentó un proyecto de ampliación de su sede central, y otra con el Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Uruguay, en la que se habló sobre el voto exterior, iniciaron su visita de dos días a Montevideo el secretario xeral da Emigración de la Xunta de Galicia, Antonio Rodríguez Miranda, junto al delegado del Gobierno gallego para el Río de la Plata, Alejandro López Dobarro. La jornada del lunes 19 de noviembre culminó con la presentación del documental y exposición sobre Manuel Aris ‘O cinema da emigración’.

En la reunión con el Consejo de Residentes Españoles (CRE) que preside Jorge Torres Cantalapiedra, que se celebró en el Centro Gallego de Montevideo, el tema central fue el voto exterior. El secretario da Emigración afirmó que el Gobierno gallego va a trabajar junto a ellos para conseguir “la eliminación del voto rogado y que los votos de los ciudadanos del exterior viajen a España, en nuestro caso a Galicia, en urnas de cristal. Es decir que sea un procedimiento transparente con todas las garantías”.

Aseguró que “hay que eliminar el voto rogado, pero hay que buscar una alternativa con garantías, no podemos volver a poner en tela de juicio el voto de los residentes en el exterior. Y yo, perdonen que desconfié de aquellas personas que ahora mismo están planteando volver al sistema anterior”.

Explicó que “el sistema anterior se desechó por parte de todas las formaciones políticas porque tenía sombras de duda e incluso de fraude en alguna ocasión, entonces hay que buscar una alternativa nueva, flexible, fácil, accesible y que los ciudadanos del exterior puedan votar lo más parecido posible a como lo hacen los ciudadanos de Galicia”.

Puntualizó que “el voto de la gente del exterior tiene que tener total dignidad”.

Apoyo a Casa de Galicia

En el Patronato da Cultura Galega, donde se realizaba la última actividad de la jornada del lunes 19, Rodríguez Miranda comentó a España Exterior acerca de la reunión con la nueva directiva de Casa de Galicia, que preside Alberto Iglesias, que “están intentando llevar a cabo un proceso de relanzamiento de la entidad, que nosotros animamos”.

Aseguró que “a medida que vayan avanzando con todas estas cuestiones, nos irán informando. Quisimos darle el respaldo de la Xunta de Galicia a esta nueva directiva que ha asumido” recientemente, “mostrándole que la Xunta estará al lado de Casa de Galicia como ha estado en toda su historia”.

Consultado acerca de si es un modelo asistencial para la diáspora gallega, confesó que “no tenemos muchas entidades de esta magnitud, de este tamaño, que después de tantos años mantengan esa viveza y compartan esa tarea no solo asistencial, sino cultural. Desde luego, yo creo que Casa de Galicia es uno de los referentes claros de la galleguidad en el mundo”.

Huella gallega en Montevideo

Miranda junto al delegado de la Xunta y la presidenta del Patronato, Ana Lorenzo, inauguraron, con la presencia del documentalista Xan Leira y la hija de Manuel Aris, la muestra y un documental sobre este emigrante de Poio que dejó una profunda huella en la imagen y sonido de la emigración en el Río de la Plata, además de ser un innovador locutor radiofónico.

Miranda afirmó que “cada día nos sorprendemos mirando a la historia con lo que han hecho los gallegos en todos los rincones del mundo. Hoy vamos a tratar de recuperar una historia de un hombre que salió de niño de Galicia y que en el Uruguay tuvo inquietudes respecto al cine, que fue capaz de llevar lo que estaba ocurriendo en la tierra gallega a los emigrantes que vivían en el Río de la Plata”.

Xan Leira fue el investigador y documentalista que posibilitó que hasta el 3 de diciembre se pueda recorrer en la sala del Patronato da Cultura Galega de Montevideo la vida y obra de Manuel Aris, un emigrante de Poio (Pontevedra) que tuvo presencia en la radio montevideana con el programa ‘Por los caminos de España’, allá por las décadas del 50 y 60 del siglo pasado.

Además de lograr una comunicación diaria de una hora con el colectivo español, que en aquella época llegaba al medio millón de emigrantes e hijos, también organizaba romerías en las afueras de la capital uruguaya, recordándose alguna vez que a 80 kilómetros llevó a la ribereña ciudad de Santa Lucía casi cuarenta ómnibus llenos de romeros.

Pero luego vendrían los viajes a España, y allí fue donde comenzó a filmar, experiencia que ya conocía por haber participado en filmes en Montevideo, produciendo tres documentales: ‘Por los caminos de España’, ‘Un viaje por Galicia’ y ‘Tierra de nuestros mayores’.

Sus documentales se exhibieron en Montevideo y Buenos Aires con inusitado éxito de público.

Afortunadamente, todas estas imágenes fueron recuperadas cuando Aris vivía en Buenos Aires y que gentilmente cedió para que se digitalizaran y quedaran como una de las primeras imágenes en colores de aquella época de Galicia, así como también la vida de los emigrantes de un lado y otro del Atlántico.

Aris le comentó a Xan Leira, cuando contactó con él en 2004, que “me siento muy reconfortado porque alguien como tú, nacido en la emigración y dedicado a esta hermosa actividad del cine, veas en mi humilde persona, en mi trabajo y en mi compromiso con la colectividad gallega y española del Uruguay, un tema para una próxima película”. “Ojalá pueda transmitirte, en esta conversación, la emoción que sentían nuestros paisanos cuando veían mis películas y en ellas a su tierra, a su paisaje, a su gente” aseguraba Aris.

Confesaba en aquel momento que “trabajé duro por nuestra emigración y por nuestra tierra y volvería a hacerlo”. Sin embargo, recordaba que cuando visitaba Galicia “y sentía el aroma de las flores, ‘o cheiro da terra’, pensaba: qué equivocado estoy, podía haber vivido aquí. Pero América es América”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *