El Rey transmite el apoyo de España al nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, hijo de emigrantes gallegos

Felipe VI acudió a la toma de posesión del nuevo mandatario, asistió a un acto por los 500 años de la fundación de Ciudad de Panamá y mantuvo un encuentro con una representación de la colectividad española

El rey con el nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo.
Felipe VI con una española residente en Panamá.

El rey Felipe VI trasladó el pasado 30 de junio su apoyo y el del Gobierno y el pueblo de España al nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, quien agradeció ese respaldo y destacó el orgullo que siente por sus raíces españolas ya que su padre nació en Galicia.

La víspera de la ceremonia de relevo presidencial en la que Juan Carlos Valera cedió el testigo a Cortizo, el jefe del Estado español mantuvo sendos contactos con ambos en una agenda que incluyó un homenaje a la Ciudad de Panamá por los 500 años de su fundación.

En dicho acto, celebrado en la Panamá Vieja, el rey recorrió el sitio arqueológico en el que se encuentran las ruinas del primer asentamiento español en el litoral pacífico americano fundado hace cinco siglos (se cumplirán el próximo 15 de agosto) por el capitán general español Pedro Arias Dávila.

Junto a la emblemática torre de la vieja catedral y después de descubrir un monolito conmemorativo, don Felipe tuvo una intervención en la que realzó la trascendencia de la historia y el legado comunes de España y América, tanto para ambas partes como para el resto del mundo.

Don Felipe subrayó el hecho de que “España ha estado siempre con Panamá y nuestros vínculos no han cesado de fortalecerse con el paso del tiempo. Como todos sabemos, y han destacado ilustres hispanistas, sin España no se entiende la historia de América y sin América no puede comprenderse la historia de España», al tiempo que destacó que «en este año 2019, al celebrar el V centenario de su fundación, la Ciudad de Panamá ha sido designada como capital iberoamericana de las culturas. Es, por tanto, una auténtica referencia para toda la Comunidad Iberoamericana de Naciones unidas por lenguas, culturas y valores comunes» e hizo especial énfasis en que «ese gran pasado al que hoy rendimos homenaje nos ha permitido construir, colectivamente, un presente que nos muestra un camino de futuro que recorreremos juntos panameños y españoles».

En su intervención avanzó lo que iba a transmitir tanto a Varela como a Cortizo en las reuniones que mantendría con ellos a lo largo de la jornada: «el apoyo y la amistad profunda del pueblo español, de su Gobierno y de la Corona».

Esa misma tarde, FelipeVI se reunió con el nuevo presidente, Laurentino Cortizo, quien quien al término del encuentro manifestó a los periodistas que había trasladado al rey su orgullo por sus raíces españolas, ya que su padre nació en el enclave orensano de Ricovanca, en Galicia, y emigró muy joven a Panamá.

Aseguró que ha estado en Galicia, que es «muy linda», y en otros lugares de España como Madrid, donde dijo que cuando ha tenido oportunidad de asistir en el estadio Santiago Bernabéu a algunos partidos del Real Madrid. «Mi equipo», confesó.

Y dijo sentirse también orgulloso de una coincidencia con el rey: ambos celebran su cumpleaños el 30 de enero.

La conversación comentó que fue muy fluida y en ella agradeció al monarca el apoyo de España para que no se incluyera a Panamá en una lista negra europea por deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales.

Destacó también su interés para que importantes empresas españolas sigan manteniendo su presencia en su país e informó de que habían abordado igualmente la situación en Venezuela y Nicaragua.

La agenda del rey incluyó un encuentro con una representación de la colectividad española en el país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *