Pedro Sánchez entierra la vía del Gobierno de coalición y pide la abstención a PP y Cs

El rey no abrirá otra ronda de consultas por ahora, pero lo hará antes de dos meses

Pedro Sánchez, en el Congreso, durante su discurso de investidura.

El PSOE no renuncia a lograr que su candidato Pedro Sánchez sea investido presidente del Gobierno antes del 23 de septiembre -y evitar así la celebración de unas nuevas elecciones el 10 de noviembre-, bien con el apoyo de Unidas Podemos -pero esta vez ya sin un Gobierno de coalición- y la abstención de los nacionalistas catalanes y vascos, bien con la abstención de PP y/o Cs.

Sin embargo, la investidura no parece sencilla, después del fracaso del primer intento, imposibilitado por la abstención de Podemos, por lo que el rey Felipe VI anunció a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que no iniciará, por el momento, nuevas consultas con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria para que los partidos puedan tratar de llegar a acuerdos para la elección de un presidente del Gobierno, aunque sí antes del 23 de septiembre, cuando finalice el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura. Si antes del 23 de septiembre el Parlamento no ha elegido a ningún presidente, habrá nuevas elecciones el 10 de noviembre.

PSOE y Podemos negociaron hasta última hora para alcanzar un acuerdo sobre la constitución de un gobierno de coalición, pero fueron incapaces de conseguirlo, por lo que el candidato socialista no logró la mayoría necesaria en ninguna de las dos votaciones de la sesión de investidura. En la primera, en la que necesitaba mayoría absoluta, obtuvo 124 síes (PSOE y Partido Regionalista de Cantabria), 170 noes (PP, Ciudadanos, Vox, ERC, Junts per Catalunya, Navarra Suma, Coalición Canaria y la portavoz de Podemos, Irene Montero, que, debido a su avanzado estado de gestión, votó telemáticamente antes de que su grupo decidiera cambiar su no por la abstención) y 52 abstenciones (Podemos, PNV, EH Bildu y Compromís). En la segunda votación, en la que le bastaba con mayoría simple, Sánchez volvió a cosechar los mismos 124 síes, 150 noes (PP, Cs, Vox, Junts per Catalunya, Navarra Suma y Coalición Canaria) y 67 abstenciones (Podemos, PNV, EH Bildu, Compromís y ERC).

Después de muchos tiras y afloja, el PSOE ofreció finalmente a Podemos una vicepresidencia social para Irene Montero (Sánchez había vetado expresamente a Pablo Iglesias en el Gobierno) y los ministerios de Vivienda, Sanidad e Igualdad. Pero Podemos consideró que se trataba de ministerios “florero” y no aceptó.

A IU le llega con un acuerdo programático

PSOE y Podemos seguirán negociando en agosto, pero los socialistas ya han advertido que su oferta de un Gobierno de coalición ha caducado. Ahora solo se abren a un acuerdo programático, posibilidad que IU, socio de Podemos en la coalición Unidas Podemos, ha pedido no descartar.

Por su parte, PP y Ciudadanos han reiterado que tampoco se abstendrán en septiembre, aunque el presidente de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijóo, declaró que si el PSOE “hace alguna propuesta sincera y de verdad” de cara a la investidura de Sánchez, el PP la estudiará. Para Feijóo, “la primera propuesta sincera es decir que no va a gobernar con Podemos y los independentistas, y la segunda, concretar por escrito en qué consiste, con un programa de mínimos y una firma en caso de acuerdo”.

UN comentario en “Pedro Sánchez entierra la vía del Gobierno de coalición y pide la abstención a PP y Cs

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *