El PSOE se impone en las autonómicas valencianas y podrá reeditar el pacto de la izquierda

Gobernaría con el apoyo de Compromís y de Unides Podem con quienes suma 52 escaños frente a los 47 de PP, Ciudadanos y Vox

La número 1 de Compromís, Mónica Oltra (centro), celebra los resultados con otros dirigentes de la formación.
El candidato socialista Ximo Puig, que saluda a los seguidores del PSOE tras el recuento, podrá revalidar su cargo de presidente de la Generalitat.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó las elecciones autonómicas valencianas del pasado 28 de abril, algo que no lograba desde 1991, mejorando sus resultados de los anteriores comicios de mayo de 2015 en cuatro escaños hasta alcanzar los 27. Desbanca así al Partido Popular (PP), que se queda en 19, todavía por delante de Ciudadanos, que obtiene 18, y de Compromís, con 17. Más rezagados aparecen los 10 diputados de Vox, que se estrena en las Cortes Valencianas, y los 8 de Unides Podem-Esquerra Unida.

Con este panorama se podría reeditar el pacto de izquierdas de la legislatura recién finalizada que aupó al socialista Ximo Puig a la Presidencia de la Generalitat Valenciana gracias al apoyo de Compromís y de Unides Podem. Estas formaciones, a falta del recuento del voto de los ciudadanos residentes en el extranjero, obtienen 1.290.139 sufragios en conjunto y 52 escaños frente a 1.249.741 de los grupos de centro y derecha (PP, C’s y Vox), que suman 47 diputados.

Así, el adelanto electoral de menos de un mes decidido unilateralmente por el PSOE y la coincidencia con las generales han favorecido los intereses de Puig.

La principal novedad a partir de ahora vendría de la mano de UP, que se mantuvo al magen del Gobierno valenciano en la recién finalizada legislatura pese a su apoyo al Ejecutivo y que ha venido anunciando en la campaña electoral su intención de formar parte del Consell.

El PSOE se impuso con 637.673 votos, el 23,87% del total, y 27 escaños frente a los 509.098, el 20,28%, y 23 diputados de 2015. El PP baja a 504.403, el 18,88%, y 19 escaños frente a los 658.612, el 26,23%, y 31 parlamentarios de hace cuatro años.

Ciudadanos, por su parte, sube una posición y se convierte en la tercera fuerza más votada con 466.391 sufragios, el 17,45%, y 18 actas de diputado cuando en 2015 tenía 309.121, el 12,31%, y 13 escaños. Desplaza a la cuarta posición a los nacionalistas valencianos de Compromís que con 439.459 votos, el 16,45%, y 17 parlamentarios baja respecto a la anterior cita con las urnas, en la que contó con 456.823 papeletas, el 18,20%, y 19 actas.

Irrumpe en las Cortes Vox con 278.947 apoyos, el 10,44%, y 10 diputados mientras que en 2015 no había pasado de los 10.336 votos, el 0,41%. Finalmente, Unides Podem-Esquerra Unida pierde respaldo hasta los 213.007 sufragios, el 7,97%, y 8 escaños frente a los 282.389, el 11,25%, y 13 diputados de 2015.

Finalmente, cabe reseñar que la participación logra un notable 75,80% cuando en los anteriores comicios se había quedado en el 69,56% de los electores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *