El número de pacientes en lista de espera se redujo un 10% el último año

El gasto real en Sanidad ascendió a 3.680 millones de euros en 2017

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, informó de los datos en rueda de prensa.

La lista de espera quirúrgica se ha reducido en el último año en 2.901 pacientes y en 11 días de demora media. Así, el 31 de marzo de 2017 se encontraban esperando una intervención en los hospitales de Castilla y León un total de 29.061 pacientes, mientras que en la misma fecha del presente año la cifra era de 26.160; la demora media ha pasado de 84 días a 73 en las fechas citadas. Esto supone una reducción de casi un 10% en número de personas esperando y de un 13% en los días de espera.

Destaca también que, una vez más, todos los pacientes con dolencias calificadas como prioridad clínica 1 habían sido intervenidos en un plazo inferior a 30 días en la citada fecha, con una espera media de 12 días.

Otro dato reseñable es la tasa por cada 1.000 habitantes, que se sitúa en un promedio de 11,1, dos puntos por debajo de la media nacional, que es de 13,43; en 13 de los 14 hospitales públicos de Sacyl, esta cifra es inferior a la nacional.

Se cumplen en esta fecha dos años desde el comienzo del desarrollo del Plan Perycles y el balance desde su puesta en marcha es positivo, ya que se encamina de manera adecuada a los objetivos marcados por dicho plan. En términos porcentuales, el descenso en número de pacientes desde el inicio del Plan Perycles es de un 21,5% y se ha pasado de 33.212 personas en espera a 26.160; la demora media desde entonces ha disminuido en un 14,1%, desde los 85 hasta los 73 días.

Hay que recordar que el plazo de ejecución de Perycles abarca hasta diciembre del año 2019, con un objetivo final de reducción de la lista de espera quirúrgica en un 32% respecto a las cifras de marzo de 2016. La finalidad en cuanto a demora media es llegar a los 65 días: 11 de los 14 hospitales públicos de Castilla y León ya se sitúan por debajo de esa cifra.

Por otra parte, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, informó en las Cortes sobre la ejecución presupuestaria de 2017. Sáez recordó que el presupuesto aprobado ascendió a 3.477 millones de euros y que durante el ejercicio la Junta incorporó 640 millones adicionales, de los que 555 se destinaron a sanidad; el 87% de los recursos adicionales se destinó a la sanidad pública. Una parte de -en torno a 300 millones- se aplicó al pago de facturas pendientes del ejercicio 2016; el resto se destinó a atender necesidades de gasto de Sacyl durante 2017.

Por tanto, el presupuesto definitivo de la Consejería ascendió a 4.032 millones de euros y, descontando el pago de obligaciones de 2016, el gasto real de 2017 fue de 3.680 millones de euros. Cabe resaltar que el gasto sanitario por habitante fue el mayor hasta la fecha en Castilla y León, con 1.562 euros por habitante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *