El Congreso acuerda tramitar con celeridad la eliminación del voto rogado

Rechaza reprobar al ministro de Exteriores por la gestión de los procesos electorales

El Congreso de los Diputados ha acordado tramitar con celeridad la reforma de la Ley Electoral (Loreg) para eliminar el voto rogado y mejorar el derecho fundamental de voto para las personas que viven en el extranjero de modo que puedan ejercerlo fácilmente y con todas las garantías.

La moción consecuencia de interpelación urgente presentada por el PDeCAT (Grupo Parlamentario Mixto) referente al ejercicio del derecho de voto de los ciudadanos residentes en el extranjero fue votada por puntos el pasado jueves 12 de abril. El primero se aprobó por 331 votos a favor y 6 abstenciones, y el segundo, en el que se pedía reprobar al ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, por la gestión del proceso electoral para los españoles en el extranjero, quedó rechazado.

De esta forma, el pleno del Congreso acordó tramitar una proposición de ley para “modificar el artículo 75 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, para suprimir el sistema de voto rogado, mejorar el derecho fundamental de voto para las personas que viven en el extranjero y volver a los principios de la anterior legislación, con el objeto de que los derechos democráticos de todos los residentes en el extranjero se puedan ejercer fácilmente y con todas las garantías”.

El defensor de la moción, el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà, aseguró en su intervención que “es el momento de afrontar una reforma de la Ley Electoral rápida, concreta y específica referida al derecho de voto de los ciudadanos en el exterior”. Y, consciente de que el segundo punto de la moción no contaría con el apoyo de buena parte de los grupos, pidió el consenso en el punto primero y que “esta sea la legislatura en la que se reforme la Ley Electoral para afrontar el voto de los residentes españoles en el exterior”. “Nadie nos perdonaría -añadió- que termináramos una legislatura más sin dar satisfacción a los ciudadanos residentes en el exterior”.

Xuclà señaló también que el debate sobre el voto exterior debe incluir la respuesta a las siguientes preguntas: quién representa a estos ciudadanos y dónde los representa, dejando abierta la posibilidad a abordar la creación de una circunscripción electoral específica para este colectivo.

El PP, a favor del interés general

Por su parte, el representante del Partido Popular, el diputado Ramón Moreno, criticó al PDeCAT por intentar enredar y dificultar el trabajo de la subcomisión para la reforma de la Loreg con iniciativas como la reprobación del ministro Dastis, que trata de culpar al servicio exterior español de todos los males del procedimiento de voto de los españoles residentes en el extranjero. El diputado popular consideró que esta propuesta tenía “un sesgo tendencioso y partidista”.

Eso sí, Moreno apreció en el punto primero de la moción “un interés general, que es el mismo que tenemos todos los grupos parlamentarios, para reformar el procedimiento electoral en beneficio del derecho que asiste a todos los españoles que deseen votar en el exterior”. Por ese motivo el PP votó a favor del punto primero y en contra del segundo.

El PSOE apoya priorizar esta reforma

El diputado del PSOE, Gregorio Cámara, manifestó también que su grupo está de acuerdo con el punto primero de la moción, “incluso aunque esta propuesta conllevara no tener que esperar para tramitarla a la finalización de todos los trabajos que integran el cometido de la subcomisión”.

Cámara recordó que los problemas que afectan al voto exterior han sido ya debatidos en dicha subcomisión y que “se puede constatar la existencia de condiciones para poder fraguar un consenso básico entre los grupos sobre este concreto apartado de la reforma”.

Por su parte, el representante del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Mikel Legarda, defendió la abstención de su grupo respecto al punto primero y el voto en contra al punto segundo. Para el diputado del PNV la forma de presentar la propuesta, a través de una moción dirigida a los propios grupos parlamentarios, no es la más acertada. Además, señaló que “lo que se nos propone es en la actualidad objeto de estudio en el seno de la subcomisión para la reforma del sistema electoral y por ello consideramos improcedente que, ahora y en este momento, nos pronunciemos sobre cómo corregir las ineficiencias ya detectadas”. También se preguntó si la iniciativa del PDeCAT pretender devolver el derecho al sufragio en las elecciones locales a los residentes en el extranjero, al proponer que se vuelva a la anterior legislación.

Ciudadanos (C’s) y Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, defendieron sus enmiendas al texto aunque expresaron que son favorables a la reforma del voto exterior y la supresión del voto rogado. El diputado de C’s, José Ignacio Prendes, criticó que en la propuesta no se concretasen los cambios que deberían realizarse en el procedimiento. El congresista Raimundo Viejo, de En Comú Podem, también cuestionó que volver a la legislación anterior a 2011 fuese una buena idea.

Ester Capella, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), recordó que el resultado final de la reforma del voto exterior de 2011 ha sido “la promoción de la abstención” y manifestó que la necesidad de modificar la Loreg en lo referido al voto exterior “es una verdad incontestable”.

5 comentarios en “El Congreso acuerda tramitar con celeridad la eliminación del voto rogado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *