El Centro Ourensán de Montevideo recibió el Premio Ourensanía 2018

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, se desplazó hasta la capital uruguaya para entregar el galardón

José Manuel Baltar entrega el premio a Jesús Vázquez.
Actuación de la Real Banda de Gaitas.
Directivos y autoridades que acudieron al acto.

El lunes 12 de noviembre tuvo lugar la entrega del Premio Ourensanía de la Diputación de Ourense al Centro Ourensán de Montevideo en la sede de dicha entidad. El presidente de la institución provincial, José Manuel Baltar, fue el encargado de entregar este galardón al titular de la entidad montevideana, Jesús Vázquez. La Real Banda de Gaitas de Ourense puso el broche de oro al acto

El día anterior, Pablo Fernández Rivero, nieto del presidente de honor del Centro Ourensán de Montevideo, Eliseo Rivero, fue el representante de la institución que recibía en Buenos Aires, junto a su par bonaerense, el Premio Ourensanía. Y al día siguiente la delegación de músicos y políticos que llegaron de Galicia, encabezada por el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, cruzó el Río de la Plata y en el Centro Ourensán en el barrio de Cordón, fue recibida no solamente por socios y directivos de la institución, sino también de otros clubes del colectivo gallego.

Acompañaban a Baltar el alcalde del Ayuntamiento de Celanova, Jose Luis Ferro, el director de cultura de la Diputación, Antonio Piñeiro, e integrantes de la Real Banda de Gaitas de Ourense, dirigida por Xosé Lois Foxo, que junto a algunos integrantes repetía la visita a la capital uruguaya.

El presidente de la institución, Jesús Vázquez, acompañado por el presidente honorífico, Eliseo Rivero, mostraron las instalaciones a los visitantes. El presidente de la Diputación les entregó una bandera de la provincia que de ahora en más lucirá en la entrada de la institución, al tiempo que también visitaron la ‘Plaza de la Emigración’ una pequeña exposición de objetos propios de Galicia que fue donado por José María García.

Un mano a mano

Al visitar esta muestra, Baltar la calificó como “una esencia de nuestra alma, ese pueblo trabajador, creativo, emigrante que somos los ourensanos y los gallegos”. Explicó que él ya había visitado la entidad “pero cada vez que piso este centro, me estoy acordando de mucha gente, muchos que están allí y que han hecho grande al Uruguay pero sin haber olvidado a Ourense”.

Dirigiéndose al presidente del centro, Baltar le dijo: “Gracias. Desde el gobierno provincial de Ourense somos conscientes que son los mejores embajadores de nuestra tierra. De que allí donde hay un ourensano está Ourense. De que no olvidan sus raíces y presumen de su pertenencia a una tierra que no los olvida, que sigue pensando en ellos y el gobierno provincial está para reconocer esa trayectoria”.

Jesús Vázquez, muy emocionado, afirmó que “estamos recibiendo un premio que, la verdad, a nosotros nos hace falta de vez en cuando recibir algo que nos estimule, y este premio nos llena de orgullo y es una satisfacción que la hacemos extensiva a la colectividad gallega, porque aquí están invitados todos los presidentes de los clubes gallegos”. Confesó que “nosotros la sentimos así esta casa, es de los ourensanos, pero es de todos los gallegos porque este es un club acogedor para todos”.

Espectáculo en Casa de Galicia

La delegación había cruzado el Río de la Plata por la mañana, y desde el puerto fueron transportados en autobuses de la empresa Cutcsa, fundada por gallegos y actualmente presidida por un ourensano, Juan Salgado.

Luego del almuerzo reparador, mientras las autoridades se dirigían al salón de actos de Casa de Galicia donde más de medio millar de espectadores les aguardaban, los jóvenes músicos se preparaban con su vestimenta tradicional.

Se volvía a repetir la ceremonia de Buenos Aires, pero esta vez fueron el presidente del Centro Ourensán, Jesús Vázquez, y el presidente de honor, Eliseo Rivero, quienes recibieron el premio y el diploma. También fueron objeto de sendos regalos el presidente Baltar y el alcalde de Celanova.

A continuación, la banda dirigida por Foxo puso las emociones del público a flor de piel con su actuación.

Sin embargo, la actuación se vio un poco deslucida a causa de una manifestación de algunos trabajadores de Casa de Galicia por un retraso en el pago de los salarios. Uno de los directivos, Walter Echenique, explicó a España Exterior que se trataba más bien de una controversia interna entre sindicatos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *