Conferencia en La Habana sobre los cuadros de Vereschaguin de la guerra del 98

El evento se enmarca en la actividad mensual de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC)

Blas Nabel Pérez Camejo, presidente de la sociedad gallega Progreso de Coles, impartió la conferencia ‘La Guerra del 98 en la pupila de un pintor ruso’ en la Sociedad de Beneficencia de Naturales de Cataluña (SBNC). El evento se celebró el pasado 2 de noviembre en el Aula de Cultura Hispano Americana, actividad mensual de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC) bajo la dirección de la profesora Carmen Almodóvar Muñoz, a la que asistieron un centenar de personas.

La presentación del conferenciante, filólogo, investigador y diplomático cubano, la realizó el crítico literario Fernando Rodriguez Sosa, quien destacó la importancia de las investigaciones realizadas por Pérez Camejo “sobre las escenas de la Guerra hispano-cubano-norteamericana pintadas por el ruso Vasily V. Vereschaguin, a quien el Héroe Nacional cubano, José Martí, denomino “el Goya ruso”.

Vasily V. Vereschaguin (1842-1904) abordó en su pintura diferentes géneros, aunque el tema de las batallas fue parte sustancial de su obra que siempre estuvo marcada por un profundo carácter antibelicista. Fue un viajero infatigable, un minucioso cronista del imperio zarista y un testigo fiel, intransigente e insobornable de la historia viva de su tiempo, por lo que mereció ser nominado junto al escritor León Tolstoi -para la primera entrega del Premio Nobel de la Paz en 1901- “por su contribución a la misma a través del arte”.

José Martí, en su crónica publicada en 1889, ‘Las pinturas del ruso Vereschaguin’ lo describe como “el ruso que hace odiar la guerra por lo real de sus pinturas, y amar la nieve, por lo potente de su luz”. A continuación, se proyectaron las pinturas a la que se refirió Martí y que fueron expuestas en Nueva York en esa fecha.

Al concluir la exposición, la profesora universitaria, Iraida Rodríguez Figueroa, manifestó que “es muy importante el hecho de que un investigador dé a conocer las pinturas a las que Martí hizo mención en una de sus críticas de arte, y que durante tanto tiempo permanecieron desconocidas”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *