Celebran en La Habana el 30 aniversario de la Sala de Conferencias sobre Cultura Hispano Cubana

Acudieron al acto destacadas personalidades del arte, la ciencia y la cultura, así como el embajador español en Cuba y directivos de las entidades españolas

Olivia Cano, Jorge Peralta, la profesora Almodóvar y Rolando Misas.
Actuación del Ballet Español de Cuba.
La profesora Almodóvar recibió la felicitación del embajador de España, Juan Fernández Trigo.
Intervención de Carmen Almodóvar.
En primera fila Carmen Almodóvar, Juan Fernández Trigo y Nuria Reigosa.
La profesora Almodóvar con Olivia Cano y Rolando Misas.

Con la presencia del embajador de España en Cuba, Juan Fernández Trigo, se celebró en la capital cubana una velada conmemorativa por el 30º aniversario de la Sala de Conferencias sobre Cultura Hispano Cubana, así como un merecido homenaje a su fundadora y actual coordinadora, profesora de profesores y especialista en Historiografía Cubana, Carmen Almodóvar Muñoz.

El importante evento se desarrolló el pasado 13 de diciembre en el salón de actos de la sede diplomática hispana y entre los participantes estuvo la ministra consejera, Nuria Reigosa. Un numeroso y entusiasta público, integrado por destacadas personalidades del arte, la ciencia, y la cultura; profesores, investigadores, académicos; directivos y asociados de las entidades españolas y de sus comunidades; habituales del espacio y otros invitados, colmó el local.

Las palabras inaugurales estuvieron a cargo del embajador Juan Fernández Trigo, mientras que el consejero cultural, Jorge Peralta, presentó a los oradores principales del homenaje:

Rolando Misas, investigador del Archivo Nacional de Cuba, habló sobre la primera etapa del Aula de Cultura Iberoamericana, sus objetivos, carácter, participantes, temáticas, dinámica y repercusiones en sus primeros 15 años a partir del año 1988. También se refirió al papel decisivo que desempeñó el embajador Gumersindo Rico y a las 42 conferencias impartidas durante la etapa en sus primeras sedes, entre ellas, el desaparecido Centro Cultural de España. “Se puede decir que fueron exitosos los frutos obtenidos por el Aula de Cultura Iberoamericana entre 1988 y 2003. La numerosa asistencia del público, la presencia de afamados conferenciantes de Cuba y del extranjero; los debates y publicaciones realizadas, y el impulso a la formación de los jóvenes historiadores, demuestran el alto nivel cultural y educativo conseguido en el Aula en las diversas modalidades históricas, y en su desarrollo fue significativo, además, la colaboración del Instituto del Cooperación Iberoamericana, la Embajada de España en Cuba y de instituciones cubanas como la Universidad de La Habana y el Gran Teatro de La Habana. Pero también la excelente labor de coordinación y atención de la profesora Carmen Almodóvar para garantizar el éxito del Aula de Cultura Iberoamericana”.

Por su parte, la profesora e investigadora, Olivia Cano, habló sobre la segunda etapa: la Sala de Conferencias sobre Cultura Hispano-Cubana como “continuadora en su esencia del aula de Cultura Iberoamericana”. Destacó, asimismo, la labor de Ramón Molina, consejero Cultural en 2009, quien tuvo el mérito de convocar el reinicio del aula con este nuevo nombre y el ‘amparo y apoyo’ de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC) y de sus entidades -que brindaron sus sedes sociales para las tertulias junto a un grupo de instituciones culturales. En sus sesiones han participado relevantes personalidades de las más diversas áreas del conocimiento, iniciando los encuentros con una breve presentación artística con figuras de renombre. “La Sala de Conferencias sobre Cultura Hispano-Cubana está realizando una gran contribución a la sociedad cubana en su esfuerzo por la conservación de valores éticos, morales y culturales. Pone de manifiesto la posibilidad de cuidar la memoria histórica común e nuestros pueblos y el respeto a la verdad histórica. También que los vínculos que unen a Cuba y España son imperecederos, porque formamos una familia que cuida sus lazos de amistad y de sangre, porque familia somos y juntos regamos las raíces de nuestra común historia”.

Durante el acto se leyeron sendos mensajes de adhesión al homenaje enviados por Ramón Molina, consejero Cultural en Cuba entre los años 2009 y 2012, y por el embajador Alberto Virella, que ocupó igual cargo entre los años 2003 a 2006.

Palabras de la profesora Almodóvar

“Solo unas breves palabras para agradecer en primer término a la Embajada de España en Cuba por la confianza depositada en mí, para dirigir un proyecto que de hecho fue la simiente del paulatino proceso de intercambio cultural entre Cuba y España, desde el punto de vista del pensamiento histórico”, afirmó la profesora Carmen Almodóvar. También expresó su agradecimiento a los embajadores de España que han desempeñado este cargo en Cuba a partir de Gumersindo Rico, a los consejeros Culturales, en particular Alberto Virella, Ramón Molina y Pablo Platas; al consejero de Defensa, José Pardo de Santayana; a todo el equipo que asume en la Embajada las gestiones culturales: Lourdes Azcuy, Jackeline Hidalgo, Nadia Carandachoff, Antonio Lewis, Gustavo Corral, Pedro Cazón, y en especial a Irina Bernal por todos sus desvelos. “Gracias infinitas a las instituciones científicas y culturales; a las sociedades españolas; a los escritores y artistas; a profesores e investigadores de diversos centros del país; a mis exalumnos, en particular a los ‘chicos Almodóvar’; a los ‘habituales’ al espacio por el respeto, cariño y solidaridad que me han dispensado. Gracias también a mi hija que, anónimamente, siempre me ha ayudado en este importante quehacer. Espero seguir en mi puesto de combate mientras tenga fuerzas para ello y, por supuesto, agradezco desde ya, todo el apoyo que ustedes me brindarán para que, entre todos, el espacio siga cumpliendo con sus objetivos, fortaleciendo los lazos socio-culturales entre Cuba y España, manteniendo viva nuestra común historia”.

Intervenciones y momento artístico

Para destacar los relevantes méritos de quien fuera su profesora en el Aula de Cultura Iberoamericana, hicieron uso de la palabra el profesor e investigador, Julio C. González Pagés, y el presidente del Instituto de Historia de Cuba (IHC) René González Barrios.

El momento cultural estuvo a cargo de la Compañía Lizt Alfonso Dance Cuba; la pianista Rosario Franco; Galis y Eduardo Martín, dúo de guitarras; el Ballet Español de Cuba, bajo la dirección de Eduardo Veitía, y Alejandro Valdés y su grupo Palo de Agua.

La actividad finalizó con un brindis por las tres décadas de vida de esta tertulia, digna heredera de las mejores tradiciones celebradas en La Habana durante los siglos XIX y XX.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *