Celebran el centenario de la Sociedad de Instrucción ‘La Moderna de Barcala’

La Asociación de Vecinos de Liñaio (Negreira) preparó un programa de actos sobre la huella emigrante en esta parroquia rural coruñesa

Folleto del programa de actos.
Manuel Ángel Leis Míguez, Jorge Tuñas Caamaño, Xosé Antonio Romarís Pereira y X. Amancio Liñares Giraut.
Acto oficial de presentación de las actividades del centenario del edificio escolar parroquial.
Una vista de la muestra Luces de alén mar, del Consello da Cultura Galega.
Paneles expositivos.
Vecinos visitando las exposiciones.
Izado de las banderas de Cuba, Galicia y España en el acto celebrado el 27 de abril.
El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, realizó una visita oficial el 16 de junio y ofició una misa en la iglesia de San Martiño de Liñaio “en honra de todos los emigrantes de la comarca a Sudamérica".

Durante los meses de primavera y en el próximo otoño, la parroquia negreiresa de Liñaio hace memoria de la construcción y vida activa de su escuela de enseñanza primaria, inaugurada hace ahora cien años (1919) por la Sociedad de Instrucción ‘La Moderna de Barcala’, que agrupaba a una buena parte de los naturales de esta parroquia emigrantes en Cuba, buscando un futuro más próspero. Desde La Habana llegaban la iniciativa y los recursos necesarios para poner en marcha su colegio parroquial, como era entonces común en muchas poblaciones de Galicia.

Bajo el título ‘1ª Escola de Indianos. Comarca de Barcala’, la Asociación de Vecinos O Teleclub de Liñaio ha editado un díptico con el elenco de actos conmemorativos, que se iniciaron el pasado 27 de abril, presentando las actividades del centenario del edificio escolar parroquial. Ese día, en la propia escuela recientemente rehabilitada, se sucedieron las disertaciones del presidente de la entidad vecinal, Manuel Ángel Leis Míguez -desde el pasado 15 de junio, también nuevo alcalde de Negreira-, del historiador X. Amancio Liñares Giraut, del vecino e impulsor de esta celebración -Xosé Antonio Romarís Pereira- y de Jorge Tuñas Caamaño, regidor del municipio negreirés en estos últimos años. Todos ellos hicieron referencia a la importancia de las escuelas de ‘americanos’ en el territorio gallego y al mérito de la ubicación de este colegio de la Sociedad de Instrucción ‘La Moderna’ en esta parroquia rural. Seguidamente, se descubrieron las banderas oficiales y sonaron los himnos de Cuba, Galicia y España. Además, el público presente fue invitado a un ‘vino gallego y pan’, vivificando la celebración de aquella jornada memorable de 1919, en la apertura del primer colegio de Liñaio. Así se recogía en su manuscrito Libro de Actas, que pudo conservarse.

Exposiciones ‘Luces de alén mar’ y fotografías parroquiales

Los actos conmemorativos continuaron con la exhibición en el local escolar, durante un mes (15 de mayo a 15 de junio), de la exposición ‘Luces de alén mar’, cedida por el Consello da Cultura Galega. Esta interesante muestra sobre las escuelas de emigrantes en Galicia -comisariada por el profesor Vicente Peña Saavedra-, que en ocasiones anteriores ya había recalado en el Instituto de Negreira y en la Casa da Cultura da Baña, recibió la visita de los lugareños, centros educativos y entidades de la comarca barcalesa. Y la asociación vecinal la acompañó con un conjunto de recuperadas fotografías históricas de la parroquia.

Completando este programa, el domingo 16 de junio tuvo lugar la visita oficial del arzobispo de Santiago -monseñor Julián Barrio-, quien presidió una celebración eucarística en la iglesia de San Martiño de Liñaio, “en honra de todos los emigrantes de la comarca a Sudamérica, más concretamente a Cuba; gracias a ellos se llegaron a crear estas escuelas por toda la geografía gallega’, según se expresa en el programa de actos. La Misa y procesión contaron además con la actuación de la banda de música Ateneo de Negreira. 

Más actividades en el mes de noviembre

Está previsto que estas celebraciones centenarias concluyan el sábado 30 de noviembre. Para ese día se ha programado un ‘Xantar Galego’, la actuación de la charanga Tíralle do aire y la presentación del libro Os cen anos da nosa escola. Liñaio en pé, actualmente en preparación. Y, como colofón de los actos conmemorativos de este 100º aniversario, la Asociación de Vecinos anuncia una ‘traca de bombas de palenque y lucería’.

La escuela de Liñaio, fundada por ‘La Moderna de Barcala’

Desde La Habana, la Sociedad de Instrucción ‘La Moderna de Barcala’, como entidad parroquial, trabajó denodadamente en las primeras décadas del pasado siglo XX para hacer realidad el anhelo de contar con una escuela en Liñaio. De este modo, al igual que otras asociaciones migratorias locales de este entorno, se sumaba al afán educativo de la también sociedad de emigrantes en Cuba, Unión Barcalesa de La Habana, creada en 1907 y que logró materializar la construcción de tres escuelas en esta comarca de Negreira y A Baña: los colegios de enseñanza primaria de Aro, Covas y Seoane.

Por la documentación conservada de ‘La Moderna’, conocemos sus continuas preocupaciones por conseguir esa escuela para Liñaio, por la calidad de la enseñanza impartida en ella y por lograr los recursos económicos necesarios para poder cumplir sus objetivos fundacionales. El profesor Amancio Liñares había recuperado parte de su historia en el libro O Val de Barcala, 1900-1936. Agrarismo, vida política, emigración e cultura, publicado en 1986. En un viaje a Cuba del propio Liñares en 2005, acompañado del directivo del Teleclub de Liñaio, Xosé Antonio Romarís, se había seguido la pista del domicilio social de ‘La Moderna’ en La Habana, recabando nuevos datos sobre la entidad. Y en 2013, la trayectoria de esta agrupación de emigrantes y su meritoria labor, forman parte del estudio titulado ‘A marca da emigración americana nas escolas de Barcala, A Maía e Xallas’, que el historiador Amancio Liñares aportó al libro colectivo de la Cátedra Unesco sobre Migraciones -de la Universidad de Santiago de Compostela-, editado bajo el título Gallegos en la diáspora: éxodos y retornos, coordinado por los profesores Julio Hernández Borge y Domingo González Lopo.

En el acta de una de las reuniones celebradas por estos emigrantes en 1920 quedó escrito un texto con ideales ilustrados: se afirma que ‘la Moderna’ fue creada ‘para darle luz a nuestros paisanos’. Cien años más tarde, los vecinos de Liñaio procuran honrar a quienes trabajaron por tales anhelos, para que su obra no quede en el olvido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *